PONEDME EN EL PROSPECTO

Hará como un par o tres de semanas, la revista de arte y literatura experimental Caldodecultivo tuvo a bien dirigirse a Javier Esteban y a mí para solicitarnos sendos ensayos a modo de colaboración para su siguiente número. “Es un avance, joder”, pensé, “por una vez, en lugar de saturar las bandejas de correo de una revista que me gusta, son ellos los que me piden material a mí”. El resto de reflexiones, lo de si las cosas de verdad estaban al principio de un cambio inminente o no, y si Javi y yo formamos, sin querer, parte de “algo más”, me las guardo por el momento. Aún estoy tratando de decidir si son fundadas, o sólo el espejismo de un egotrip en ciernes.

Dos días después (¡oh, sincronía!), recibo un e-mail de Santiago Eximeno diciendo que él y otros cuantos van a poner en marcha un proyecto sobre el que no puede dar más datos. A tales efectos, nos pide a Javier Esteban, Daniel Pérez Navarro y a mí que le remitamos algún microrrelato a modo de muestra, ya que con ese nuevo proyecto pretenden dar a entender que el fándom está en estos momentos en el principio de un cambio inminente, sugiriendo también que Javi, Daniel y yo formamos, sin querer, parte de un “algo más”.

Ayer mismo se puso en marcha dicho proyecto secreto. PROSPECTIVA se llama el asunto y es, al parecer, un portal en el que dar cabida a fomas de ficción (Ciencia-Ficción, pero también “algo más”), de un modo ligeramente distinto a como se ha hecho hasta ahora en las letras de género de este bendito país. En él están enredados, además de Eximeno, Pily B. (la prologuista naranja de mi “Antifuente”), la gente de Xatafi y Mariano Villareal (coordinador de la línea Universo en la editorial Portal Editions, quienes acaban de publicar el número 4 de la antología Paura, seleccionada por, otra vez, Santiago Eximeno, y en la que colaboro), entre otros cuantos. Algunas de las declaraciones en el manifiesto a modo de bienvenida del portal, son esperanzadoras e inquietantemente coincidentes con alguna que otra reflexión compartida a medias con gente afín como Javi, Ernesto Rodríguez o Sergio Parra (el cual aparece en el apartado de Links del mismo portal PROSPECTIVA como escritor destacado); a saber:

“Por un lado, encontramos que el tipo de ciencia ficción dominante tiene cada vez menos eco fuera de su reducido núcleo de lectores. Por otro, parte de las temáticas que la ciencia ficción intentó absorber en el pasado son empleadas cada vez con más frecuencia fuera de su nicho. Y, finalmente, los temas de la ciencia ficción tienen cada vez mayor protagonismo y son más atractivos para los consumidores de otras formas artísticas, como el cine, el cómic o el videojuego, sin que esa popularización atraiga más público a nuestra literatura.”

“Además de interesar a los lectores especializados, queremos convertir a Literatura Prospectiva en el mejor medio para quienes se puedan acercar a la ciencia ficción ante la presencia continuada de sus temáticas en obras destacadas de la literatura “general”. No es éste, por tanto, un lugar con afán “guetista” sino todo lo contrario. Aunque al ser un espacio únicamente consagrado a la ciencia ficción -y no al resto de géneros fantásticos-, buena parte de sus contenidos puedan pertenecer al territorio que el núcleo de aficionados más exclusivistas se ha intentado apropiar.”

Y hoy salgo a trompicones de una gastroenteritis que casi acaba conmigo durante el fin de semana, para retomar la escritura del manuscrito de una novela sobre la que planean el fantasma de Anna Kavan (escritora que fue hasta el día de su muerte de colapso nervioso en colapso nervioso, entre otras muchas cosas porque, contra su voluntad, la metieron en el saco de la CiFi cuando ella trataba de que su obra fuese “algo más”), y los sentimientos contradictorios desatados durante los días posteriores al nacimiento de mi hijo (sentimientos que me obligaron a pararme a meditar sobre ciertas cosas, una de ellas que, ya no sólo por mí sino también por él, lo que escribo debe tener siempre la vista puesta en “algo más”, no en la connivencia ni la palmadita en la espalda).

¿Algo más que sincronías, pues? ¿Casualidades afortunadas trenzándose para tejer una cota de malla con la que parar el impacto de los fiascos por llegar?

Yo qué sé… sólo estoy pensando en voz alta. Sacad vosotros mismos las conclusiones al respecto.

3 comentarios
  1. Tú eres “algo más”, no necesitas formar parte de nada.

    De todos modos, de las sintonías ideológicas no me fío mucho (alguna palmadita en la espalda que se convirtió en una puñalada, ya sabes.)

    Me fío de mis amigos y me fío de la gente a la que me enriquece leer, como vostros: eso es lo único que cuenta, a la hora de la verdad.

  2. fjavierp dijo:

    Sr. Esteban, por Dios, modere su lenguaje, que soy un hombre casado…

    Y ahora fuera de coñas: lo de fiarse sólo de los amigos y de los “amigos” (esos que nunca serían tus amigos pero que escriben como si cada noche viniesen a tu cama a arroparte -mamá Pynchon, papá Delano y demás..-), me parece una de las cosas más sensatas que he oído en mucho tiempo.

  3. Felicidades a los dos por la parte que no me toca.

    Por la que me toca, el mes que viene debería estar el “CaldodeCultivo” recién salido de la imprenta. Los mantengo informados a ambos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: