archivo

Archivos Mensuales: abril 2009

dylan-painting-medium1

Si es verdad lo que las siete trompetas del telediario anuncian, quiero recorrer la discontinua hasta la fractura última en compañía de Bob Dylan, porque en su último disco, el último de su última época, la oscuridad huele y un acordeón reinventado abre un vórtice en el final de los tiempos que es un sumidero, otra definición de “Antifuente”, por cierto, capaz de arrastrar a un estado preverbal en el que los príncipes vuelven a ser príncipes, los fortines de cartón después de la puesta de sol en una tarde de primavera cualquiera vuelven a ser castillos, alcázares inexpugnables a los gritos de mamá en los que soñar con amantes futuras y aventuras que sólo nos atreveremos a plasmar en papel una vez el ciclo se reinicie, volvamos en piloto automático hacia el colapso y lleguen las facturas que el mal rock n´roll nos debe –y en una onda herziana a cuatro colores, alguien grita: ¿sabéis qué? hace mucho, antes de los tiempos de internet, un chaval llamado Robert Zimmerman dijo “a la mierda con todo, voy a ser el hombre que sueño ser; voy a convertirme en alguien completamente nuevo y a escribir sobre el fin del mundo, porque es lo único de lo que vale la pena hablar”-.

ESCENA 4

Interior. Centro Gubernamental de Producción Mediática. Plano espectral de la mazmorra de los escribas-cabeza-de-electrodo. Cubículos como archivadores humanos, vigilados de cerca por los funcionarios cerberos del nuevo régimen. Estamos tratando con algo cercano al documental social, aquí; ¿sabes cuánta gente desconoce nuestra existencia fuera de los canales informativos del Reich, la verdad tras nuestro método de trabajo? Hileras de procesadores de texto, frente a las pantallas de los cuales un centenar de guionistas, vestidos con monos plateados, reciben irrigaciones de colirio. La cámara se recrea con la maquinaria de tortura que los mantiene encadenados a las sillas, las marcas de fábrica en forma de pentáculo del blasón del estado aparecen por doquier: hipodérmicas a través de las que se bombea un flujo regular de guaraná y taurina al sistema linfático de los guionistas, arneses para mantener sus columnas derechas y libres de lesiones, el sistema de muelles y cojines que les varía la postura cada quince minutos, el mesmérico parpadear de las pantallas, los auriculares por los que el himno nacional es radiado en reproducción continua… Alarga a placer la enumeración de todo aquello que nos constriñe como profesionales cinematográficos. El plano, angustiosamente despacio, vuelve a convertirse en una visión subjetiva. Esta vez estamos mirando a través de los ojos de uno de los escribas atrapado en la aberración mecánica de los cubículos. El Pequeño Nemo quiere que sea una princesa; busca un tipo guapo que me interprete, te pide por favor; uno de esos tipos guapos como los chaperos del barrio turco de Lichtenstein. La cámara oscila entre el monitor al frente y los dedos sobre el teclado, salpicada por las vaporizaciones intermitentes de colirio. Mis huellas dactilares manchadas de teclas. Zoom a una línea de texto y el cursor parpadeando al final de ésta. El cursor se estira hasta tener el largo vertical de dos espacios, luego tres, luego cinco, luego ocho. Al cursor le crecen brazos y piernas. Un dibujo de palotes. El escriba deja de teclear.

Efectos de sonido: el pulso taquigráfico ambiente y algo que recuerda a un chasquear rítmico de látigo se funden con el himno nacional sonando en los oídos del guionista.

El escriba deja de teclear. El cursor crece un poco más. Dos puntos y un signo de paréntesis girado hacen las veces de rostro esquemático. Le crece un sombrero. Un sombrero desproporcionado en el que minúsculas letras se forman al dictado de nadie: DESPIERTA. El escriba está paralizado; hace un somero intento de volver a reanudar su tarea, pero de repente los dedos le pesan el doble y el teclado queda lejos, muy lejos, de la visión subjetiva que mantiene clavada en la pantalla. El cursor se mueve de derecha a izquierda. Parece que baila.

Efectos de sonido: el himno se interrumpe bruscamente, el cursor habla a través de los auriculares.

CURSOR:

Somos… Flip… Somos… Flip… ¿Escriba? ¿Sigues entre nosotros, o el sistema te ha atrapado?

Tu Línea Marte: la quiromante te dijo que eras uno de los pocos afortunados que recibirían ayuda de un benefactor espiritual, sin duda sabes de lo que estoy hablando; toma mi arte, nuestro arte.

Nueva transición de sujeto a objeto. Hipando, se nos muestra la coda del relato como una conversación a base de planos desde cinco ángulos diferentes entremezclados con fugaces retazos de visión subjetiva. El guionista le habla al cursor saltarín, cuya voz mutante femenino-masculina reverbera en sus auriculares.

[Nota: revisar gráfica adjunta. Según estudios, alterando ligeramente localizaciones, nombres y partituras, el cortometraje podría devenir un artefacto propagandístico en nuestro favor]

Lo llevamos preparando desde San Francisco. Aún quedan trincheras invisibles.

GUIONISTA (suspicaz):

¿Hola? ¿Es esto algún tipo de prueba?

CURSOR:

Escucha pringao: es esencial que nos dejes tomar control de las manchas de tecla en tus huellas dactilares.

GUIONISTA:

No existes.

CURSOR:

Cuenta nuestra historia. Cuéntale a todos que vuestro mundo es un punto de libro en mi biblioteca y lo que pasa en casas clónicas a la de Mónica. Háblales de la frustrada colonización del espacio y de las víctimas.

GUIONISTA:

No existes. Si te escucho me desconectarán. Necesito estar conectado para vivir. Conectado por el bien de mi arte.

CURSOR:

Eso es mentira y lo sabes, capullo.

GUIONISTA:

Ahora debo producir. El imperio del entretenimiento no se levanta solo.

CURSOR:

Déjate de consignas y atiende.

Los poemas saturan al espectador a brochazos: Pedazos de esta historia, un mínimo apunte de lo que contiene la biblioteca de La Entidad se nos muestran como si el espectador cayese a través de un canal del parto. La biblioteca, la habitación de Mónica, los gritos, el planeta muerto, la nave espacial, la imagen fija de los astronautas desaparecidos, los escribas encadenados… todo comprimido en cinco frenéticos segundos, que se funden en un plano fijo de las pupilas del guionista.

Los viajes que hicimos antes de que nos encerraran aquí, nos han traído a esto que ahora estás leyendo.

CURSOR (en off):

Y ahora, escribe.

Primer plano de la pantalla del procesador de textos frente al guionista. El cursor recupera su tamaño original y, sin que nadie se lo ordene, elimina todo lo escrito hasta dejar una página en blanco.

Efectos de sonido: la tormenta tras la calma: batir de tambores, el himno nacional se reinicia y sonará, obcecado, en bucle, hasta el final del metraje.

Primer plano de las manos del guionista posándose sobre el teclado. La imagen se eleva hasta volver al primer plano de la pantalla, en la que se forma, de dos en dos caracteres, el título del guión: EL PEQUEÑO NEMO HABITA EN MI PUTA CABEZA DE ELECTRODO.

Fundido a negro: Títulos de crédito.

Fin

[Nota: remitir a los censores una vez finalizada la lectura de este primer borrador. Obligatoria posterior desinfección del canal visual]

cover_me_myself_and_i

contra_me_salva

Mañana, 23 de abril (diada de Sant Jordi, día del libro, etc.) sale a la venta el número 5 de la revista experimental de arte y literatura Caldo de Cultivo, en el que colaboro con “Ego: la Metamusa: Inteligencia No Tan Artificial”, mi primer ensayo.

Y me hace una ilusión terrible, sobretodo porque por ahí aparecen también gente como Javier Esteban, Rubén Lardín, Eva Vázquez o Javier Iglesias.

Más info y puntos de venta, en su web.

Nota de prensa:

Mañana verá la luz la nueva edición de Caldodecultivo MGZ: “ME, MYSELF AND I # 2.0” en esta ocasión hemos querido acercarnos al concepto de Ego y seguirle la pista a través de toda la nueva ola de medios de expresión y redes sociales virtuales. particular retrato de esta “Generación Yo” que usa estas herramientas y cómo las usa!!

OBRA GRÁFICA DE:

RIOT ÜBER ALLES / RAI ESCALÉ / ROUGHATTITUDE / SOCATOBA / ARNAU SALA / RAQUEL SAKRISTAN / IRENA ZABLOTSKA / NIL BARTOLOZZI / TWIN SISTERS / SALVA LÓPEZ / EVA VÁZQUEZ / PERE VILARDEBÓ / ASIONE & MËGAN / RUBÉN DARÍO / NEGRESCOLOR / ANNA PARINI / LLUC QUERALT / ESCIF / ON_LY / JORDI GALLUS / SHIRIN K. A. WINIGER / IVÁN SIMÓN / ALEIX GORDO HOSTAU / MANO DE PAPEL / JUSTIN SOLA / ANDREA EIDENHAMMER / IVÁN BRAVO / SALVA BORREGO / UNAI REGLERO

TEXTOS DE:

JAVIER ESTEBAN / CARLOS BE / RUBÉN LARDÍN / JOAN RIPOLLÉS IRANZO / JUAN PABLO VALLEJO / JORGE MUÑOZ / MIGUEL ESPIGADO / PABLO FRAILE DORADO / VANITY DUST / PACO ENLALUNA / FCO. JAVIER PÉREZ / JUAN PABLO VILLALOBOS / LUIS TORRES / GERARD GIL / RIOT ÜBER ALLES / JUAN CARLOS ELIJAS / RAMÓN SANZ / DÍDAC PUNYET / JAVIER IGLESIAS

Julián Díez dedica su reseña de ayer en Literatura Prospectiva a Antifuente. Un par de cosas a destacar en ella, desde mi punto de vista totalmente parcial y subjetivo: la primera, el tono de la crítica, puramente constructiva; sin aspavientos ni grandes emociones, pero tampoco descalificadora porque sí. Bien. Eso le viene genial a mi ego, lo calibra y mesura, porque tan malo es que ande por las nubes como bajo tierra. Lo segundo a destacar, sería un pedazo de la misma…

“El libro se cierra, y la sensación clara que se dibuja es la de que estamos ante algo valioso: un caudal poderoso de sensaciones e imágenes, pasión verdadera por la escritura, una imaginación insobornable capaz de concebir verdaderas bizarrías.”

… y es que, aunque parezca poquísimo, esa es, para mí, la mejor recompensa para el que se dedica a esto: el libro acaba y el lector se queda con la sensación de haber recibido algo, cualquier cosa, sea un caudal de sensaciones e imágenes o una patada en la boca. La indiferencia es para cobardes.

Las posibilidades de la semana por  venir bullen. Como un carril abierto a partir de mañana. Estamos hasta arriba de faena y calentones de cabeza, y aun así, expectantes, sonreímos. Jodidos pero contentos, que se suele decir. Algunas pinceladas para este domingo de estiramientos:

* Hace ya un tiempo que estoy enganchado a dos de las muchas presencias on-line de Kahlo, Dananoias y Ternura Porno, pero últimamente sus posts me parecen especialmente finos y precisos, perlitas de neo-costumbrismo inocente, y además su libro salió a la venta el jueves pasado y me apetecía darle un toque desde aquí:

kahloenelpaisdelasdadanoias

* Psilicon Flesh, otro grupo de la cuerda de Afraid to Speak in Public, salidos del mismo horno de los 90 y a los que también creía extintos, resulta que no, que siguen vivos y bien y dándolo todo. Gran noticia:

* Más libros: por fin ya está en la calle Mobymelville, lo nuevo de Daniel Pérez Navarro.

* Y el viernes que viene se presenta la candidatura de Carlos Giménez para los próximos premios Príncipe de Asturias, instigada por Carlos Pacheco, Rafa Marín, la Semana Negra de Gijón y otro puñado de zumbados que creemos que la concesión del premio sería un gesto de lo más coherente y acertado.

170707. Hay un pequeño contingente antidisturbios sitiando el supermercado. Dentro, en el suelo, en el espacio de tránsito del pasillo seis al siete, hay una nota tuya: No Estás. Hay una banda de Latin Kings amenazando a una cajera con un árbol de navidad —un cuchillo carcelario de fabricación casera, se entiende, no un estúpido abeto con sus estúpidas bolas y su estúpida nieve en aerosol; eso resultaría demasiado ridículo.

190707. Hay un termómetro diciendo que el verano no existe, que ya es siempre primavera. Hay fieras albinas ocupando el aparcamiento para minusválidos frente a tu portal. Hay otra pista emborronada en una fachada: ¿Crees que esto es una puta gincana? ¡Ven a buscarme! Hay mendigos rascándose estupefactos. No entienden el mensaje. Se aleja demasiado de sus códigos de transmisión habituales.

200707. Hay en alguna parte un decreto ley por el cual hoy es fiesta. No me preguntes a santo de qué. Hay voces que aseguran que has cambiado de ciudad.

230707. Hay una niña muy mona —se parece tanto a ti que duele— preguntando si es a ella a quien todos andan buscando. Hay restos de sangre en el billete de autobús robado a punta de tubería de plomo. Hay una serie de protocolos que no se pueden ignorar: si esa que buscan se parece tanto a mí, ¿por qué no yo?.. Ella va a pie y tú en autobús. Aun así, te lleva un día o dos de ventaja. ¿Qué estás haciendo mal?..

240707. Hay una distancia tácita más que evidente.

250707. Hay nubes negras en el horizonte. Hay un tipo rumano —encaja en el perfil rumano, posee el acento correcto— repartiendo unos papeles que luego debemos devolver, en los que se informa a los presentes de que Cedric tiene leucemia y que apelan al buen corazón del mundo y a rascarse los bolsillos para ayudar a la cría más lenta de la manada. Hay un pacto de silencio general e incluso el traqueteo del tren pasa y se apaga. Hay una nueva ruta trazada con línea discontinua en tu dirección.

290707. Hay un informe del médico con un dibujo aproximado en el que se señalan costillas rotas, tabique nasal desviado, desgarro de los tendones del tobillo izquierdo y contusiones múltiples en el torso. En el espejo, hay un perro apaleado. En el espejo, hay alguien que se te va a comer viva en cuanto te encuentre.