LA BARCELONA SIN MADRE

La Barcelona sin madre no tiene raíces, flota a la deriva entre el smog y el sol de julio y la mierda de paloma.

La Barcelona sin madre es una fulana que tiene muy poco de femme fatale y muy mucho de arrabalera de polígono tamizada por un par de rolletes con algún que otro yonqui, allá en los ochenta, cuando todo, en general, era aún joven pero ya no tanto, por más que los policías de la estética se empeñen, a lo Pretty Woman, en demostrar lo contrario. “No eres la verdad”, cantó Roy Orbison mientras tuvo sentido, antes de que llegaran los maletines de los productores y los zorrones de boca enorme a mearse en sus canciones.

La Barcelona sin madre, la del futuro que es ahora, tiene tanta verdad como madre (valga la doble redundancia), ergo, ninguna. Dios sabe que yo mismo he intentado encontrarle alguna de ambas. Por eso sé de qué hablo. Al escarbar bajo la superficie de esta ciudad, lo único que aflora es más superficie.

Batman nunca, nunca, nunca jamás saltará de azotea en azotea buscando al Dragón por estos barrios que se asoman a la ventana de mi estudio; pero a alguien se le ha ocurrido la brillante idea de usar de nuevo los cómics para engañarnos, y ahora tenemos la silueta del Caballero Oscuro, recortándose contra la Sagrada Familia, en cada kiosco.

Superficie.

No pienso leer ese estúpido panfleto, más que nada porque estoy convencido de que en ningún momento se mostrarán cosas como lo que está pasando fuera de plano en la mismísma ilustración de la portada: un grupo mestizo de inmigrantes, universitarios, sintechos y parados se pelea por llevarse la mejor pieza, no demasiado podrida, en la rapiña de ahora que son las nueve y Caprabo ha cerrado y los reponedores sacan los contenedores de artículos perecederos a la calle.

Y esto es lo que nos dejó la Barcelona olímpica, la que culminó hace apenas un par o tres de años con un Foro de no sé qué hostias, Portal del Ángel como una milla verde para pijos y la Rambla del Raval, la ominosa y ofensiva a demasiados niveles como para especificarse aquí Rambla del Raval. Cirugía estética Urbana.

Superficie.

¿Sigo?

Hablábamos antes de los ochenta: turisteo canalla de Barrio Chino y Makinavaja; deje usted aquí su cartera y disfrute de una verdadera aventura de peligro controlado y subida de adrenalina de fin de semana, cicatrices ideales que mostrar a los nietos. Algo de esto aún queda: es costumbre entre jóvenes parejas de veraneantes extranjeros el aprovechar las vacaciones pillando una puta subsahariana en las Ramblas para llevársela al hotel y así cumplir con esa espontánea fantasía alcohólica de trío irrealizable en el país de origen. ¿El precio? Dos de cada siete veces, por lo que cuentan, la puta acaba cobrándose la propina en forma de ordenador portátil expropiado, cámara digital prestidigitada y al bolso, cheques de viaje escondidos en las botas de caña alta. Sexo y Robo igual a Aventura. Como en una teleserie.

Superficie.

Buda enseñó: no creas en algo sólo porque alguien supuestamente sabio lo dice. No creas en algo sólo porque es una creencia generalizada. No creas en algo sólo porque los antiguos textos lo dicen. No creas en algo sólo porque se supone que es mandato divino. No creas en algo sólo porque alguien más lo cree. Cree sólo en aquello que tú, por ti mismo, pruebas y juzgas como cierto.

Esta mañana, asfixiado de calor en esta Barcelona sin madre y sin baterías de coche disponibles a menos de veinte minutos de donde me encontraba atrapado, esperando a siete calles de la Avenida Gaudí, he visto a Batman sudar bajo su funda fetiche de cuero, con la cintura escocida por el roce del cinturón y las botas militares llenándole los pies de ampollas, y he decidido creer más en esto:

…que en esto…

batmanbarna

…Lo cual es triste a rabiar y lloraría por ello, pero es que el verano, para la gente de frío y noche y escarcha como yo, no representa tanto una estación de amores naíf y fiesta, como de pequeñas decepciones como ésta que todos vosotros, algún día, acabaréis pagando caras, cabrones.

Buenas noches.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: