archivo

Archivos Mensuales: octubre 2010

Ya es una realidad, que diría aquél: mi primera novela, Hierático, ya está en las tiendas. Viva y bien.

De ella, dicen por ahí:

Un libro que aúna ciencia ficción, ciberpunk y novela pulp en una historia memorable

Barcelona, principios del siglo XXI. La ciudad, tras la subida del nivel del mar provocada por la fusión de los polos terráqueos, es ahora un inmenso cenagal anárquico poblado por pervertidos, traficantes, gurús alternativos y toda la escoria que dejó atrás el éxodo posterior a su anegamiento.

El hogar ideal para Aitor Estebowsky, un detective homosexual, decrépito, adicto a las drogas, el alcohol y el sexo. Expulsado con deshonor de La Compañía, la mayor organización de contraespionaje mundial, el detective consume sus días entre la desesperante falta de clientes y sus devaneos por RealKonsens, un simulador social on-line en forma de realidad alternativa no mucho más agradable que la realidad formal.

Cuando Aitor reciba la visita del coronel Pascual El Lagarto Larraz, quien trae consigo un encargo imposible de rechazar: La Compañía ha perdido en Barcelona la pista a algo llamado «El Demótico», un artefacto neurolingüístico extraterrestre que puede ser la última esperanza de la humanidad de salir de este planeta Tierra condenado a muerte. Y el ex-operativo de campo Estebowsky, por sus contactos y sus peculiares inclinaciones, es el único cualificado para encontrarlo.

Poco se imagina el malogrado héroe accidental, sin embargo, que en sus pesquisa se verá obligado a enfrentarse a ejércitos ninja, fantasmas del pasado, muertos vivientes lotófagos, villanos de serie B y conspiraciones dentro de conspiraciones dentro de conspiraciones capaces de volver del revés la cordura de cualquiera.

En Hierático, Fco. Javier Pérez (autor de Dionisia Pop! y Antifuente) pervierte y retuerce los mecanismos y lugares comunes de las antaño populares novelas «de a duro» para dar a luz a una obra que es tanto una actualización como un homenaje a éstas, un ejercicio de revisionismo como una parodia psico-sexual. Desopilante, explícita, alucinada, clásica sólo en la forma… Una Pulp Fiction no apta para todos los públicos.

Hierático
Autor: Fco. Javier Pérez
Portada: Grupo AJEC
Precio: 11 €
Tamaño: 22×15 Cm
Páginas: 128
Isbn: 978-84-96013-99-5
Colección: Albemuth

El libro se encuentra ya a la venta en librerías especializadas, generales y grandes superficies. Si tenéis dificultad para encontrarlo, solicitadlo directamente a vuestro librero habitual, o bien a grupo_ajec@msn.com

Pues eso…

 

Hasta el viernes pasado (un viernes sangriento, un viernes de sutiles pérdidas iconoclastas que ahora no vienen a cuento), Koulomek era, para mí, una orquesta de elefantes robóticos que tenía como mejor amigo a Katatsumuri. Hasta el viernes. Porque el viernes conocí a la persona detrás de los samplers y los secuenciadores y los hamsters locos. Y la persona me regaló su nuevo disco, Acapi Pola: un viaje a la inversa desde pola -un salón de recreativas cerrado, de madrugada e impregnado de humo de tabaco y whisky con Red Bull, para sibaritas, en el que el estruendo de las bandas sonoras de los videojuegos entra en entropía a ritmo de jazz mutado-, hasta acapi -estado ontológico de sol naciente contra el que se recortan las siluetas de guitarras pirueteando en un cielo que amenaza invierno, obedientes en sus formas de gimnasia rítmica aérea a las órdenes de la trompeta en verso libre de un tal Néstor Munt-, pasando por el desorden de piscina climatizada en un spa de aquel fiordo noruego al que conocemos como vagnsstadir; mandando mensajes de texto con la foto de colchones viejos y abandonados junto a los contenedores de reciclaje y apestando a orín de gato al 7701; teniendo la deferencia de pincharle una nana galáctica a lila y que ésta, henchida de épica, nos deje cortarle las uñas de nueve pulgadas; neri y su solo de bajo en una jungla febril de plástico ahumado y aerosuspensión extraterrestre; bailando un funk con grapat hasta que las eléctricas pasen a acústicas y echen a volar…

Esta es la historia de mi última hipnosis, la que suena en mi iPod en el quiosco de la mente desde las seis y media de la mañana hasta ahora mismo (desde pola hasta acapi, ¿sí?), la cual puede que no importe a nadie. Pero debería. Estaría bien que más de nosotros diésemos las gracias de esta forma.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalmente, el Ignotus a Mejor Obra Poética de este año ha recaído en mi Napalm Satori.

Toda una sorpresa, para qué negarlo.

Bien por mí.

Y como sé que a veces puedo sonar a cabrón desagradecido, pero en el fondo no lo soy, aprovecho para dar las gracias desde aquí a Santiago Eximeno y sus Ediciones Efímeras por haber confiado en el libro y, básicamente, dejarme hacer lo que me diese la gana con él; a Ernesto Rodríguez por la portada a la carta; a los que votaron a Napalm… en las primeras rondas del premio y a quienquiera que sea que ha decidido otorgárselo; a los que me han felicitado por él y a los que estaban cerca mientras yo me encerraba a escribir un poemario de las características (reconozcámoslo, muy poco ortodoxas) de éste.

Pues eso, que ha sido una sorpresa, es un honor y muchas gracias.

Ahí está y ahí queda.