archivo

Archivos diarios: 12 febrero, 2011

 

La locura, como expresión de la voluntad de Dios, se convirtió en una epidemia. Su cura consistía en un ritual religioso cuyo propósito era usar a los psicóticos como blanco de la persecución religiosa y reafirmar el valor de los benditos, inocentes y puros. Eran benditos quienes denunciaban a las personas que habían vendido su alma al diablo. Al principio se debió de cantar la acusación por libre; luego vinieron a acoplarse una serie de matices, ganando melismas, ganando en ritmo, ganando en la eliminación de esa sequedad que tienen como consecuencia el fundamento y la situación social.