HIERÁTICO: DOS CARAS

Como en una especie de meta-juego con la misma portada del libro, esta semana se pueden encontrar en la red dos reseñas a Hierático: una buena y una no tan buena; una casi autoconfirmándose gracias a la segunda, y otra que fusila el texto de contraportada para darle la razón en cierto modo a la primera; una firmada por el escritor Alfonso Melero y la otra vaya usted a saber por quién.

De la primera, en Desde Tartessos (publicada a su vez en la revista SciFiWorld), me quedo con un par de piropos:

No hay nada en el texto que nos lleve a no expresar nuestros sentimientos. Pienso que ésta es una de esas novelas que se admira o se odia profundamente, sin ningún término medio.

(…)

La buena ciencia ficción es la que es capaz de despertar al lector reflexiones acerca de. Hierático, desde mi punto de vista, es de esas obras que se recuerdan y que aportan con su lectura algo más que puro divertimento.

De la segunda, en el portal de Literatura Fantástica, con su entrañable tono épico-fandomita:

Un texto por supuesto imaginativo pero narrativamente plano, puramente argumental y falto de recursos estilísticos

(…)

Un completo desvarío cuya finalidad última parece ser la pura y simple reivindicación de lo underground y lo absurdo, empleando para ello una ambientación exótica y futurista.

(…)

Una gamberrada salvaje pero efímera, “generación Nocilla” en estado puro donde no media mensaje ni trascendencia alguna; escritura onanista al servicio del placer unipersonal.

Precioso juego de espejos, oigan.

6 comentarios
  1. kuroi_yume dijo:

    jo, yo siempre he querido que me llamen “efímero”

  2. saricchiella dijo:

    Lo underground y lo absurdo merecen ser reivindicados. Ahora, lo de generación Nocilla me ha hecho hervir la sangre. Hard-nocilla como mínimo, vamos (ya les gustaría a los nocilleros… ¬¬).

  3. Mateu Bestard Malivern dijo:

    Se esfuerzan por ser herméticos y son cómicos , ambos dos ambos . Usando lenguaje crítico , parafraseando . ” Escritura onanista al sevicio del placer unipersonal .” Hombre , en las escenas de sexo en grupo siempre hay un pajiller@ ocasional . Entonces no sería unipersonal y Fco. Javier tiene intención manifiesta de compartir sus efluvios con nosotros . Nietzsche era un gamberro .

  4. fjavierp dijo:

    Yume: yo siempre he querido que me llamasen las Shangri-Las… el nuestro es un mundo injusto.

    Sarichiella: que no te hierva la sangre, mujer. Los trolls son lo que son y dicen lo que dicen y hay que amarles tal cual. (eso sí, el próximo que vuelva a relacionarme en lo más mínimo con los nocilleros se lleva una hostia, fijo).

    Mateu: Amén.

  5. Gracias por el enlace a mi reseña. No suelo comentar las valoraciones que merecen mis opiniones, porque defiendo la crítica a la crítica, y si ahora lo hago es fundamentalmente para aclarar que el autor de la misma es quien esto escribe: Mariano Villarreal. Si no iba firmada expresamente es porque todos y cada uno de los contenidos del portal Literatura Fantástica son míos, por lo que es tan absurdo firmarlos como que hagas lo propio tú en todas las entradas de este blog.

    Dicho esto, añadiré que respeto mucho la labor de los escritores (y de los editores, como Raúl de AJEC), por eso el tono que procuro emplear siempre en mis reseñas es respetuoso, aunque la novela como en este caso no haya satisfecho mis expectativas (tampoco la considero mala, de hecho la he valorado con un escueto “Regular”) y contenga a mi juicio algunos elementos mejorables que he intentado destacar. Revisando mi texto me doy cuenta de que alguna frase podría considerarse irrespetuosa, en especial la que indicáis. Me disculpo y acto seguido la retiraré de mi web; creo que me contagié del tono irreverente de la obra y esto constituye un evidente error. Obviamente, mi reseña expresa una valoración personal que nadie más tiene por qué compartir, aunque haya tratado de razonar todos los extremos. Dionisia Pop!, por ejemplo, me parece una obra más interesante (no he tenido oportunidad de leer Antifuente).

    Tal vez lo underground y lo absurdo merezcan ser reivindicados, como apunta saricchiella, pero creo que la reivindicación debe tener algún sentido. No creo que su ausencia implique que la novela sea necesariamente peor desde un punto de vista literario, pero sí creo que si añadimos una cierta trascendencia la obra puede ganar bastantes enteros. Es un punto de vista, insisto, personal pero creo que razonado.

    En cuanto a la comparación con la “Generación Nocilla” (lo siento, hard no es; cyberpunk, más discutible) creo que es defendible en el sentido del elevado peso de la irreverencia y la omnipresencia del ego del autor (OJO, no estoy diciendo que sea un aspecto negativo) en detrimento de elementos como los personajes, la ambientación, el mensaje, la trascendencia, la narración misma. Qué duda cabe que los autores nocilleros son los que son, pero insisto en que aprecio similitudes.

    Por último, considerarme troll en mi propio medio me parece una calificación un tanto extraña, pero en fin.

  6. fjavierp dijo:

    Bien, Mariano… Fallo mío por no haber profundizado un poco más a la hora de buscar al autor de la reseña que firmas; no es que sea un asiduo de Literatura Fantástica precisamente, y además el link directo al artículo me llegó mediante un amigo y la verdad es que estuve lento y perezoso. Pero bueno, ya te has encargado tú mismo de aclarar quién eres y ahí queda.

    Permíteme que yo también te agradezca el que te hayas pasado por aquí a dejar un comentario y exponer tu punto de vista, aunque no voy a ponerme ahora a rebatir cada cosa que dices, más que nada porque los debates me aburren soberanamente.

    Lo que sí voy a decir es que tu comentario justo demuestra (creo) lo que intentaba exponer en el post; que las críticas son sólo opiniones y, como tales, merecen muy poca o ninguna atención (aún menos por parte del autor al que se está criticando), ni las buenas ni las malas, dado que a veces pasan cosas como las que centran el artículo: casi al tiempo, aparecen dos opiniones sobre el mismo libro diametralmente opuestas (el ejemplo más claro: para ti es totalmente intrascendente y “nocillero”, mientras para Alfonso Melero es una obra necesaria y trascendental…), ¿con cuál de las dos opiniones debo quedarme, pues? Evidentemente, con ninguna.

    Para acabar (y esto también es sólo mi opinión, del todo subjetiva), te pediría que no rectificases nada de tu artículo. No me gustan las rectificaciones. Cuando alguien publica algo en un medio abierto, se presupone que lo ha pensado, estructurado, redactado, repasado y luego pulsado Enter. A posteriori se puede matizar, por supuesto, y está claro que ya lo has hecho y aquí no ha pasado nada. Pero borrar lo dicho, más si es por la posibilidad de que pueda ofender a alguien, es trampa y una tontería políticamente correcta a la que lamentablemente nos hemos acostumbrado demasiado. Yo, al menos, no me he ofendido (de hecho, si algo de todo esto tuviese que sentarme mal, sería el que borrases lo dicho por haberme hecho sentir mal… soy así de paradójico), y estoy casi seguro de que ni Saricchiella, ni Mateu se han ofendido. Porque esto va de gente que no se conoce tecleando cosas los unos sobre los otros, la mitad de veces sin tener ni puta idea sobre lo que están hablando. O sea, algo parecido a un juego de poses. O sea, trolear de forma interpersonal; como tú dices en algún momento, “contagiarse”, en cierto modo.

    O sea, opiniones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: