iVIDA

 

¿Lo querías? Lo tenías – Así funcionaba hasta ahora, pero claro, ese “ahora” es el momento en que parece que los estamentos públicos le han declarado la guerra a las personas – diría que como tú y como yo, pero eso sería generalizar – Apostemos por el individuo, apostemos por la iVida, algo así como una vida etiquetada de nubes y parodiando la signatura de Apple – ¿La quieres? Bien… puedes encontrar vida en cualquier parte – decidir si inteligente o no ya es cosa tuya – Más ejemplos: los capítulos de la primera temporada de Luther están llenos de vida, aunque giren entorno a la muerte y sus delirios y sus prejuicios – Y ahora llega el papa a la capital, pero te pilla demasiado ocupado, puliendo un artefacto titulado Carnaval Según San Judas como una contribución a la causa de yomismo, y resulta que tu director de cine español favorito se ha puesto en contacto contigo para proponerte escribir a cuatro manos el guión de su próxima película – Mira cuánto destello de orgullo ajeno, mira cómo te mira todo al que se lo cuentas hasta que hace algo de trabajo de investigación y encuentra los referentes y se decepciona, en cierto modo, porque ese Arte Nuevo que te habían supuesto es el mismo Arte que llevas haciendo desde siempre, pero con más luces – La Máquina de Visión, de Paul Virilo – Pero estábamos hablando del papa… toda esa muerte corriendo por las calles de Madrid – toda esa muerte porque es la suspensión del pensamiento crítico y el adocenamiento de los incautos y las antenas de los medios de comunicación subnormales irradiando inmovilismo – sí, toda esa muerte… – En este cuadrante optamos más por la iVida como forma de esquivar este calor insoportable – Los niveles de humedad en Barcelona… no me hagais hablar de los niveles de humedad en Barcelona… – Suerte de las tres semanas de tregua y sentarse a las teclas una media de ocho horas al día, con el libro (Carnaval…) y el guión (proyecto del que ya en estas líneas he dado más detalles de los que se me permite, me temo) – Al parecer, una tormenta tropical barrió la Ciudad Condal en algún momento y ni siquiera me enteré – enfermo de una vida sobre el papel, que no es tal: iVida: un antídoto temporal contra Mundo Karaoke (concepto a desarrollar en los próximos días, si este intento de regresar al blog y sus modos lo permite) – Creo que estas tres semanas me han dejado la espalda jodida ya para los restos – Ha valido la pena, a pesar de que la descompresión está siendo dura: compromisos y discusiones: empieza a oler a que algo acaba: una fragancia recordada, fragancia de descomposición, el ectoplasma de un olor que trae el viento soplando desde el futuro cercano – Ha valido la pena andar contento, en la iVida, aunque volvamos ahora al mismo calor y la misma tristeza de siempre – Hay un tag especialmente gracioso en Twitter: #yoyamentiendo – Tendrá que valer – Mis disculpas – En próximas entregas, mayor corrección, mayor concreción y cosas mejores en general. Gracias por vuestra atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: