PETENERA DE ARRABAL

PdA0

Petenera de Arrabal fue la performance ritual con la que el pasado jueves presentamos en Barcelona mi última novela, Ciencia Raíz. Pero fue algo más que eso, también: una celebración del equinocio, un canto de aproximación al exorcismo, una purificación, una poética de cuerpo y mente para conjurar la inmersión en el libro y una experiencia de bautismo perinatal magnífica.

PdA1PdA2

María Vera y Carmen Doorá, enmarcadas por el aparato tecnocronográfico de la exposición de Rai Escalé en esa sala Eat Meat que quisimos convertir en templo, se dejaron poseer durante algo menos de media hora por entidades que bien podrían ser partes de lo femenino que hay en Ciencia Raíz como superconductores de la fecundidad ficcional, tanto brujas como la-idea-de-una-bruja-que-es-por-tanto-y-perse-una-bruja, en la misma medida verdad y mentira, hecho y ficción.

PdA3PdA13PdA4

La voz y el embarazo y la ablución… El cuerpo y la contorsión y el comulgar… En Petenera de Arrabal tuvieron la misma importancia texto y sensación, intérpretes y público… El cénit del ritual fue un apostar por el futuro al rendir tributo a la criatura nonata en el vientre de la cantaora… Su articulación fue un tirar de palancas semióticas y pulsar botones perceptuales por parte de la intérprete y maestra de ceremonias… Y mi relato, velado por la fragmentación y la dramatización, arropándolo todo…

PdA5PdA6PdA7

Está la opción en la que el mundo apenas tiene unos cientos de años, y está el mundo regulado entre sombras por una conspiración de directores de orquesta. Está el relato por el cual Tesla logra al fin transmutar el plomo en oro, usando sólo una calculadora a vapor y el millón de millones de vatios de una tormenta de ideas, y aquél que asegura que el virus de la información no ha evolucionado por vía humana sino que se sofistica y crece en el ladrillo, grandes bloques de memes habitados por hombres y mujeres afectados por una regresión a lo síndrome de Down, por una falla evolutiva Alzheimer provocada por el exceso de marketing, por paranoia de supercuerdas por la que somos tullidos. Está la secuencia de siesta que pregona emociones esculpidas como estatuas de hielo, transitorias y danzando en coliseos enmoquetados de nubes; como está la línea argumental de las crisis económicas y la línea argumental de los que se enriquecen con éstas; y la teoría de la evolución y el Génesis en la Biblia, contando lo mismo con metáforas distintas.

En el principio fue el verbo, y el verbo se pronunció en referencia a un argumento probable. Poniendo en circulación una estructura de energía a la que dar forma.

PdA8PdA9PdA10

Quizá en la víspera del final escojamos todos, por consenso, ser agentes en un corpus |Hijos de Martín Gala| actuando para las cámaras de control del tráfico; avatares psicodélicos con la moral escondida que se sueñan un presente a medida porque, ahora sí, de verdad, empíricamente y dejando de lado toda superchería, el futuro no existe. Fin de trayecto.

PdA11PdA12

No puedo más que dar las gracias, muchísimas, a María y a Carmen, por el inmenso abanico de sensaciones que fueron capaces y tuvieron a bien desplegar y compartir allí, entonces, así como agradecer a los que asistieron al espectáculo (con mención especial a Mercé Martínez; amiga, madre y que, por un instante, fue también circuito cerrado) no sólo el haberlo hecho sino el haber accedido a ser cómplices de él, sirviendo como catalizadores del rito. Por supuesto, dar también las gracias a Riot Über Alles, por la paciencia y el espacio, y a Antonio Pérez por las fotos que ilustran esta entrada, así como al resto de los que hicieron posible que Petenera de Arrabal, para bien o para mal, vaya a quedar archivado en el expositor especial de mi memoria donde guardo las contadas ocasiones que he tenido la fortuna de acercarme a lo sublime. Gracias. De verdad.

1 comentario
  1. Mercè dijo:

    Muy agradecida por la mención. De echo fue todo un placer ser partícipe tan directa e intensamente de semejante ritual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: