PASAJE A LAS DEHESAS DE INVIERNO

11020290_10205752341509914_1309040926_n

 

Assumpta Serrano es una bruja. Recluida entre los límites del barcelonés barrio del Clot y vencida por la pérdida del único hombre que ha estado a la altura de sus capacidades, pasa los días ejerciendo de fisioterapeuta a domicilio, durmiendo en habitaciones de hotel que luego reseñará para una web turística y acudiendo a las llamadas de La Jauría, un misterioso comando vandálico dedicado a dar palizas a los viandantes.

La mujer —la bruja, la reclusa, la viuda, la enajenada— se halla inmersa por accidente en un pasaje hacia cierta forma de trascendencia que promete hacer de ella algo más que la simple suma de sus partes. Pero para ello deberá pagar el precio más alto de todos.

Densa, íntima y fantasmagórica, Pasaje a las Dehesas de Invierno es una novela en la que esoterismo y topografía profunda convergen para explorar el género y la identidad sexual, así como las posibilidades de la relación con el territorio mediante la magia y la alucinación; un relato que profundiza en las dinámicas poéticas del luto y la redención, y un drama psicológico que reivindica la libertad de evolución personal a toda costa.

 

Este abril, y de la mano de la novísima editorial Esdrújula, verá la luz mi nuevo artefacto, Pasaje a las Dehesas de Invierno; una novela que, tal como cuenta la sinopsis, se mantiene en equilibrio entre lo esotérico y esa forma de decodificación y recodificación del territorio a la que nos referimos como topografía profunda; un trabajo de inmersión trenzada en las corrientes de información en el mar de fondo que es mi barrio (el Clot-Sant Martí), en las turbulencias y áreas de calma de mi ideal relacional con mi mujer (de mi relación, como hombre, con ella, pero también de su relación, como mujer, conmigo; de mi relación, como mujer, con “él”; y de su relación, como hombre, conmigo), y en las cuestiones mágicas y políticas asociadas a ambos (territorio-matrimonio). Es un grado de torsión más en mi habitual juego con el drama, el terror, la filosofía, la ciencia ficción y la neurolingüística, articulado esta vez desde mi propia mecánica sentimental.

Armada sobre las investigaciones que en los últimos tiempos he venido haciendo en los estudios de género, el transhumanismo crítico, la teoría de la hiperstición y las áreas de fricción entre Hecho y Alucinación (temas de los que hablaré en una próxima entrada al respecto de las influencias y texturas del asunto), Pasaje a las Dehesas de Invierno es una historia de brujas, transhumanos, extraterrestres, terroristas y monstruos en una porción de Barcelona ahogada en una forma de futuro brutalmente psicodélica, y es también el relato de una mujer especial que aun sumida en un duro proceso de duelo no se resigna a quedar estancada en lo que los demás esperan de ella.

 

No eres más que una parte de mí, encajado entre dos vértebras, cosquilleando la espina dorsal, humo ensoñado, un recuerdo sintético.

 

Como suele decirse, Pasaje a las Dehesas de Invierno es, desde ya, más vuestro que mío. Ahí queda.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: