archivo

Archivos Mensuales: julio 2015

03_07_orphic_egg

EL MAGO EN LA PIRÁMIDE INACABADA

  (Hará cosa de unos tres años, nos pidieron a unos cuantos escritores “raros” un relato breve inspirado en el personaje de Conan el Bárbaro para el dossier dedicado a Robert E. Howard con el que la revista Quimera pretendía homenajear la publicación, por parte de Ediciones Cátedra, de una lujosísima antología de los mejores cuentos y novelas cortas del autor. Por cuestiones que ahora no vienen al caso, dicho dossier no llegó a ver la luz jamás, y mi contribución a éste, “El Mago en la Pirámide Inacabada”, se fue directa al fondo de la sima en mi disco duro a la que arrojo estas cosas. Hoy, sin embargo, ha reflotado, y me ha parecido buena idea colgar aquí la pieza, en su versión definitiva tras la impoluta corrección que le aplicó en su día Luis Gámez, para que le dé el aire y por si a alguien le apetece echarle un vistazo a lo que pasó cuando mis inquietudes y estilo chocaron de frente con los del señor Howard. Feliz lectura)

índice_espino3

Uno como estructura de oposición e inversión. Uno como estructura de exclusión y alteridad. ¿La forma inhumana se nos presenta dispuesta para su uso, o es sólo parte de nuestro trato con ciertas herejías derivativas?

 

Dicen: “el ser humano siempre está en relación consigo mismo o con el mundo. Y esos tipos de relación se solapan: el humano sólo puede entender al humano transformándolo en un objeto con el que poder relacionarse (mediante la psicología, la sociología…), al tiempo que únicamente puede relacionarse con la esfera de los objetos transformándola en algo familiar, accesible o intuido en términos humanos (a través de la biología, la geología, la cosmología…)”

Pero lo que aquí nos interesa es el, por decirlo de algún modo, albedo de ese solapamiento, la ventana formada por la razón entre la energía incidente y la energía difundida en éste, por donde asoma la forma inhumana… La encarnación de un ocultismo noumenal: una sombra tan oscura que ni siquiera es la proyección de una duda, un contrahumanismo necesario, de combate, una reacción alérgica a la geometría del templo en crisis del ahora…

…el ciego algoritmo de la selección natural, siendo ejecutado por una inteligencia artificial que dice que…

 

índice_luna2

Sistemas en descomposición de cero diferenciación del conocimiento, irreductibles convulsiones del Uno, el vacío y el amor, que son apartados de sus escalas, de las escaleras que los conducen a las habitaciones de castigo y desintegración; la disimulada suavidad de Uno es el yermo formativo que le dicta que cada casa está encantada.

 

…¿Y si reconociésemos la inconmensurabilidad del pensamiento y el ser, la imposibilidad de que ambos interrelacionen de manera conveniente, ese espacio concreto, ese proverbial abismo de desesperanza entre uno mismo y el vasto universo, como una sustancia cósmica en sí misma, de pleno derecho, fluyendo por el canal abierto entre el pensamiento y lo real? ¿Y si en los límites del conocimiento, a los que la humanidad puede apenas acercarse de forma virtual y mediante las tácticas y operaciones de la negatividad y el horror (los grados del miedo a lo desconocido, la angustia al vacío…), fuesen de hecho una cortina de desolación por definición que sólo puede ser traspasada por inteligencias metonímicas (formas inhumanas, estructuras materiales posthumanistas…), confundidas y semiconscientes?

 

índice13

La voluntad del urbanismo.

La solidez erradicada.

El mezclarse con la multitud.

Antes del cuerpo viene la inconsistencia lingüística, la filosofía del uso temerario de la palabra como entorno sólo posible a través del vitalismo, la duplicidad de los extremos, el grito del edificio y el edificio gritado, la raíz eternamente redescubierta, un aullido que asegura la proporción de material y producto.

 

De la Ontología Cíborg al Aceleracionismo a la hiperstición; de la hiperstición al Dustism; del Dustism al Evento de Extición a la forma inhumana… Al ocultismo noumenal… cuya importancia no radica tanto en su doctrina como en la repudia consciente de las teorías unificadoras, de los intentos de comprensión total en nombre de un lapso insalvable entre la ciencia-mito y sus competencias, entre saber y la capacidad de saber.

El ocultismo noumenal no es per se un “–ismo”, sino un acto de mostrar más allá de los parámetros de la prueba formal, la no-filosofización del universo, a ninguna de sus escalas. Es una manifestación del hecho de que la humanidad, en virtud de su ser —la forma humana de interrelación dual única—, es esencialmente incapaz de navegar intelectualmente la negatividad inherente al pensamiento y al ser, incapaz de arrojar luz sobre su relación con lo real.

 

índice_semper2

y él supo que yo me iba a negar —no por capricho sino por necesidad: lo que ya no es, no puede actuar físicamente sobre lo que es, apenas en modo especular y narrativo sobre lo que fue, y tampoco era que eso se me estuviese dando demasiado bien.

 

índice_sever2

El futuro de los materiales es unificarse en el campo de lo material, desactivar la frontera secular entre lo vivo y lo inerte; piedra líquida, espuma de metal, fluido de madera, vapor de plástico…. Los antiguos elementos de composición por ensamblaje (armazón, cubierta, aislantes o pavimentos como entidades diferenciadas) podrán dar paso a nuevos artefactos en los que lo formal y lo funcional se articulen de manera indistinta, una vez hayamos cedido la palabra en telepatía sintética a las cosas

 

Dicen: “La tecnología nos permite descubrir ciertas dimensiones ocultas de la naturaleza, al tiempo que nos aleja de ésta”.

No. En realidad, lo que nos proporciona es acceso cada vez más cercano a los límites de la naturaleza y nos libera de los ritmos naturales. Así, gracias a la revelación de esas dimensiones, hoy sabemos que han sido grandes Eventos de Extinción los que han dado forma al planeta… La Tierra, uno de los Primigenios principales, el cíborg total, un compuesto de biología y tecnología que ha servido, en los últimos tres millones de años, de plataforma de lanzamiento de nuevos cíborgs… Sabemos que son las potencias cósmicas, los efectos geológicos y las mutaciones evolutivas las que han llevado al planeta al punto exacto en el que se encuentra.

Nosotros mismos, como amalgama absoluta de biología y cultura, somos el último, el más nuevo Evento de Extinción.

La forma inhumana… posthumanista, anticonvencional…

…Armada a base de prótesis de ficción.

 

índice12

en Mil Mesetas, en lo que Brassier describe como manotazos que vinieron a continuación, en los inconscientes materiales thanatrópicos, de su estómago reptamos por la trampilla a la inevitabilidad de la esquizofrenia cósmica, en sus colegas, más que la mascarada de la que se sirve La Bella, están algunos periódicos haciendo referencia a la izquierda parlamentaria, la disolución en máquinas de silicio, bacterias, rayos cósmicos, en postulaciones continuas que son la historia del universo y, tras lo impersonal, lo colectivo, lo social, lo inevitable, nos parece que esta lucha ha tenido características de autodeterminación

 

Admitir la condición de Evento de Extinción, superar el “shock por futuro”, formular nuevas ficciones, nuevas historias que nos guíen hacia el porvenir…. La actualización de lo real se da gracias a cómo nos relacionamos con la ficción, cómo invocamos al plano material algo que en principio es exclusivo de la esfera de las ideas; ¿y si, ahora que gracias a esa facultad inherente al cíborg humano que es la capacidad para el raciocinio y el análisis y el reconocimiento de patrones, hemos desvelado otra trama oculta… De la Ontología Cíborg al Aceleracionismo a la hiperstición; de la hiperstición al Dustism; del Dustism al Evento de Extición a la forma inhumana… empezásemos a ser conscientes de ella y, responsablemente, tomásemos la iniciativa y empezásemos a configurar nuestro propio paradigma? ¿Adónde podría esto llevarnos?

En Roma, cuando la ciudad era la capital de un imperio, existía un templo consagrado al Dios Desconocido, en el que dar cabida a aquellos que llegasen a la ciudad llevando consigo el culto a una deidad que no figurase en el “registro oficial”. Ahora, aquí, en un templo en crisis pero consagrado a la ficción (algo muchísimo más abstracto que un Dios), ¿qué nos impide permitirnos el lujo de afectar tanto al inmediato como al futuro con los fondos y formas de nuestras ideas, traídas de cualquier manera?

Hagámoslo, ¿por qué no?

 

índice_copro1

Vivo cambiando de localización sin motivo aparente y siendo una güija que respira en un mundo sucio de espectros y en un paisaje de relojes marcando la hora del revés y un paisaje de casas con raíces tan hondas que van a pudrirse al calor del centro mismo de la tierra y un paisaje de visillos y cortinas y lo que hay detrás de éstas. Güija que cambia de localización sin visillos y lo que hay detrás del paisaje soy yo sucio de espectros y con raíces detrás de cortinas tan hondas que vivo respirando con el reloj en una mano y la casa marcando la hora en la otra. En el centro de calor del paisaje de las manos vivo ahora al cambio de raíces como agujas en el mundo güija tras las cortinas. El motivo aparente de la aguja cambia las casas por podredumbre de visillos marcados hondo tras la localización de la tierra de los espectros raíz. Tan hondo como las manos en el mundo y la suciedad de lo que hay detrás marcando raíces en horas y hundiendo motivos en agujas con el clima por güija localizada en el paisaje del ahora. Vivo. Cambiando de localización. Sin motivo aparente.