archivo

Archivo de la etiqueta: Culturalia

portadac1

Ya se encuentra disponible para descarga, aquí, el primer número de la revista Culturalia, en el que colaboro con una pequeña gran entrevista a la tremenda dibujante Emma Ríos.

Como podréis comprobar, la revista se basa casi en exclusiva en la crítica de novedades editoriales y, de hecho, sus responsables me invitaron a colaborar con una página fija para reseñar cualquier libro que me apeteciese. Pero como soy de natural un culo inquieto y un tocapelotas, les propuse aprovechar el espacio que me brindaban para hablar de tebeos. Ellos aceptaron, así que tensé la cuerda diciéndoles que había pensado en comentar el primer número de un cómic que sólo se ha publicado en EEUU… eso sí, la dibujante es española. E increiblemente volvieron a aceptar, así que tensé algo más, me puse de acuerdo con Emma y preparé una entrevista que complementase la reseña y volví a contactar con los editores para enseñarles lo que tenía y comunicarles que… bueno… en lugar de una página, mi colaboración al final ocupaba algo más de tres. Y, otra vez, se lo tomaron bien, aunque sí explicitaron que ésta me la pasaban, pero que mis siguientes colaboraciones iban a tener que ceñirse a lo acordado en primer término.

Buena gente, estos de Culturalia.

Vale que son un poco quisquillosos con el tema de mantener un vocabulario limpio de palabrotas en las reseñas, e instan a los colaboradores a no faltar al respeto ni insultar a nadie (una lástima, ya que eso hace que el ochenta por ciento de mis ideas para aportaciones a la revista queden automáticamente descartadas; por ejemplo: la de hacer la crítica a la incursión en el medio de gente como César Vidal y Enric Sopena escribiendo “puta mierda intrusista e insultante” mil veces, hasta llenar el cupo de la página, o hablar de la idea chovinista, cogida con pinzas y digna de un retraso mental más que severo, de dedicar una exposición en el Salón del Cómic de Barcelona a la relación entre el fútbol y la historieta), pero no seré yo el que se queje de cómo tratan a su personal, y la revista ha quedado más que pasable. Echadle un ojo y ya me comentaréis qué tal.

Se aceptan sugerencias (dentro de un orden, claro).