archivo

Archivo de la etiqueta: M.E.T.A.

Usted está aquí… Es fácil perderse cuando se bascula de la planificación a la acción improvisada, de la calma casi zen del abstemio a la maníaca productividad del adicto a la cafeína… Incluso los sitios aparentemente abandonados tienen una dirección… Deslocalizado por motivos que no vienen a cuento, me doy ahora un paseo como un paréntesis hasta el blog, para hacer una pintada en su tapia que deje delineadas las últimas callejuelas y extensiones, los proyectos y las construcciones y las puertas que se cierran, las cosas que hago y las cosas que dicen que hago; no sé si servirá a alguien más que a mí pero… He aquí un planisferio

* El próximo jueves 21 de marzo, en la sala Eat Meat de Barcelona, tendrá lugar la presentación en sociedad de mi nueva novela, Ciencia Raíz. A tales efectos, hemos preparado a medias con los responsables de esa maravilla que es Encante un breve espectáculo multidisciplinar, performativo, que aúna teatro ritual, flamenco en directo y  audiovisuales para ofrecer a los asistentes una experiencia de inmersión en los temas en los que ambas obras confluyen: la magia y la superchería, la realidad consensual y la realidad prismática, lo rancio y lo cambiante. Esperamos con esto, a lo que hemos titulado Petenera de Arrabal, dar algo distinto a lo acostumbrado en este tipo de eventos, una introducción a la obra por vía sensorial y proactiva, más que intelectual y de puro trámite. Estáis todos invitados y, por supuesto, esperamos que lo disfrutéis:

PdA

* Respecto al mismo Ciencia Raíz, comentar que a diferencia de sus predecesores (Cinco Canciones de Cuna y Orígenes del Lodo), esta vez no habrá guía complementaria al libro en el blog (esos pequeños dossieres con banda sonora, explicación de las referencias y estrategias de suspensión de credulidad de cara a la lectura, que sí dediqué a los otros). Explicaré mis motivos para no hacerlo en un próximo post. De momento, os detallo la sinopsis y os dejo una muestra del espectacular trabajo de Fidel Martínez para las ilustraciones que acompañan al artefacto:

Sin título1

El Arrabal, un campamento de chabolas aislado, consumido y poblado por familias gitanas malditas desde el albor de los tiempos, está acabando uno a uno con los Hijos de Martín Gala. Lo que empezó siendo un intento por dejar atrás la Civilización y una incipiente reputación como grupo puntero en la fusión del flamenco más puro con el heavy metal industrial más bastardo, para sumirse en el contexto idóneo en el que grabar su nuevo disco, se ha transformado ahora en un proceso de dolorosa disolución de la banda misma, en un pulso a la decadencia. ¿Qué será de los Hijos cuando el Arrabal haya abducido hasta el último de ellos, reciclándolos como hace con la chatarra de la que sus moradores lo proveen? ¿Qué música aflorará de la delicuescencia de sus personalidades y sus respectivos papeles en la dinámica del grupo?

Última entrega de la trilogía conceptual de novelas autoconclusivas iniciada con Cinco Canciones de Cuna, sublimada con Orígenes del Lodo y en la que Fco. Javier Pérez explora obsesivamente los límites de la paranoia, la contaminación tanto del entorno como del espíritu y la degradación sociocultural, Ciencia Raíz es un relato caleidoscópico en el que se mezclan tradición y tecnología, magia ritual y complejos tardoadolescentes, casas encantadas, paradojas temporales, leyendas urbanas y metaliteratura.

Pero aún hay más…

* Desde el pasado mes de febrero, tengo el orgullo de formar parte de la plantilla de redactores de la revista Crazy Friday, en la que me estreno como columnista con KULTURTECTURA, sección mensual que he dedicado a cierta introducción a la futurología cultural y desde la que pretendo aportar mi proverbial granito de arena a la teoría prospectiva sobre el estado de las cosas como son y como podrían llegar a ser, centrándome en elementos tan poco concretos como las tendencias, la filosofía y el pOp. Podéis leer la primera entrega, “Atemporal”, AQUÍ MISMO.

* Al mismo tiempo, sigue adelante esa majadería terror-surrealista que es #Microcorrupto (de la que ya os hablé en la anterior entrada), la cual a cada paso es menos majadería y más un proyecto sólido (tan sólido como la actualidad, cuanto menos…), crece sanota y horrenda, implementándose en raciones prácticamente diarias, e incluso tiene ya seguidores y lectores fieles (y una media docena de imitadores, lo cual está muy, muy bien, pero eso es otra historia…). Podéis seguir a la criatura AQUÍ.

* Finalmente, tras casi un año de reajustes, replanteamientos y algún que otro despiste, el segundo número de M.E.T.A., el fanzine de metaliteratura y videojuegos en el que tengo el inmenso placer de servir como coordinador y colaborador, ya está en el horno, con las pilas recargadas y a punto de anunciar fechas de salida. Esta nueva partida será esencialmente sangrienta, explícita y alucinada, y contará con alguna que otra firma invitada de verdadero lujo. Podéis estar atentos a las noticias que sobre él se vayan generando mediante la página en Facebook del fanzine o el blog del staff de redacción.

* En otro orden de cosas, la semana pasada una buena parte de la red y algún que otro foro especializado se vieron sacudidos y fascinados a partes iguales por el artículo que Javier Calvo dedicó en el magazine Jot Down a su visión del estado de la Ciencia Ficción española. En él, se habla del trabajo y las apuestas de Salto de Página, Fábulas de Albión y Aristas Martínez, así como se dejan caer un buen puñado de nombres que, para el autor, son representativos de una nueva forma de hacer en la literatura de género patria. Orgullosísimo y agradecido, veo que junto a Laura Fernández, Colectivo Juan de Madre, Matías Candeira y Robert Juan-Cantavella aparezco yo, y que se me dedican palabras como las que siguen:

Fco. Javier Pérez, rara avis dentro de cualquier escena y probablemente el autor más complejo de todos los que se pueden catalogar de neo-extraños […] En conjunto el suyo es un proyecto formidable, cuya ambición y exigencia intelectual ha impedido de momento que el autor tenga la consideración crítica que se merece.

Aquí, usted está; pero no sólo aquí… Y me reservo para más adelante un par de noticias, de las que no es prudente hablar todavía pero que, cuando arriben al puerto que deben, serán motivo de tanta alegría como lo apuntado arriba… Aún no se ha precipitado fuera de curso… Seguimos adelante, por lo que dure este seguir, y veremos qué nos depara… Gracias por su visita, vuelva pronto

 

Véjà du: la sensación de que NADA de lo que está pasando ahora ha pasado antes… No es tu paramnesia habitual, o bien podría ser la paramnesia habitual pero vuelta del revés, como un calcetín en manos de un enfermo de Tourette…Vivo en un país en el que el presidente es un marica encerrado aún en su armario de prejuicios y retraso mental; en el que el ministro de cultura se arrodilla frente a empresas y conglomerados varios y deja que le violen la tráquea y se le corran en la cara… Vivo en una comunidad (no tan) autónoma en la que un consejero de interior tarado y que ha leído 1984 de atrás a delante y de derecha a izquierda, legisla más que el presidente y ejecuta más que el juez; en la que un cártel sanitario se sienta en las butacas del gobierno para obligarnos a pasar por la vicaría de sus intereses adquiridos, por nuestro propio bien… Vivo en una ciudad hoy, ahora mismo, sitiada y cerrada en banda por comandos de las fuerzas de seguridad integrados por los individuos con el Coeficiente Intelectual más bajo del ganado; en una ciudad en la que el aire es denso y chisporrotea de tensión nerviosa mal reprimida… Cuando no estoy escribiendo, trabajo con gente en el último estadio de sus vidas, a las que se supone debo proporcionar toda la calidad y dignidad que pueda a pesar de que día sí y día también me resten recursos y amenacen con despidos por recortes de presupuesto… Y, como la mayoría, no llego a final de mes; ni siquiera a mitad, las más de las veces… Todo esto es lo de siempre; el calcetín sucio, sudado y apestoso de siempre; está pasando una y otra vez en la portada de los periódicos, en los fumaderos improvisados a la entrada de los bares y en las colas de la panadería, en las colas de los supermercados de saldo y en las colas de las oficinas del paro… Ha pasado antes y seguirá pasando un tiempo y, transcurrido un tiempo más, volverá a pasar de nuevo… Pero atentos: desde la semana pasada estoy teniendo un Véjà du… La sensación de que NADA de lo que está pasando ahora ha pasado antes… Porque, a pesar de las condiciones, que ni siquiera voy a calificar de adversas (sobre todo porque aquí, además de la adversidad, juega también el hecho de que nada ni nadie, siquiera nosotros mismos, se tomó, nos tomamos, nunca la molestia de preparar a mi generación para esta mierda), yo y otros cuantos nos hemos visto enredados en una suerte de inurgencia accidental… El triunfo de construir aunque los alrededores se estén viniendo abajo… Estoy hablando de M.E.T.A., ese truco bajo la sábana al que me refería en el útimo post, pero no estoy hablando sólo de ello… A estas alturas, me he más que acostumbrado a articular ficciones y dejarme absorber por ellas, incluso a publicarlas, sacarlas a que les dé el aire y que alguien por ahí las recoja y las disfrute y, con suerte, las haga suyas; los días buenos, me enorgullece sobremanera el haber llegado al punto en mi “carrera” en el que estoy, sin haber cedido demasiado y aún deleitándome al perderme en mi propio mapa mesmérico de palabras… Pero atentos: NADA de lo que está pasando ahora, con esto, ha pasado antes… Lo que en un principio iba a ser un fanzine, una revistilla autogestionada a base de ideas potencialmente suicidas pero que hacíamos por nosotros mismos y casi exclusivamente para nosotros mismos, ha acabado por sobrepasar con mucho las expectativas de los implicados… En los diez días que han pasado desde que sacamos al artefacto de imprenta, nos han reseñado de forma inesperadamente entusiasta y cariñosa, nos han escrito dándonos apoyo y deseándonos lo mejor, nos han ofrecido colaboraciones y entrevistas e incluso aparecer en un pequeño documental, nos han pagado a ciegas por nuestra creación, nos han pedido más y nos han obligado a dar más de nosotros mismos… En estos diez días hemos atendido pedidos, contactado con promotoras, gestionado responsabilidades y acuerdos, diseñado nuevas estrategias de visibilidad y un largo etcétera… En definitiva, hemos hecho lo que no podemos o no nos dejan hacer en la vida civil, en la social y en la laboral: usar nuestros conocimientos y habilidades, nuestro arte y respectivas inteligencias a pleno rendimiento y obtener resultados concretos… Hemos construido, por nosotros y para nosotros, mientras los alrededores se derrumban, y lo hemos hecho, lo estamos haciendo, bien… Yendo hacia cierta supervivencia al adoptar conscientemente un paradigma hecho a medida… Un paradigma sindicado a M.E.T.A. y a nosotros mismos… ¿Solipsismo, evasión ficticia y virtual del horrendo paradigma imperante, autoengaño, chorrada que vamos inflando sobre la marcha con lo que de infantil pudiese quedar en nuestras engañadísimas mentes? Todo es posible… De momento, yo lo llamo insurgencia… Por accidente, como he dicho, pero insurgencia al fin y al cabo… Construir y delimitar cuando los demás se empeñan en destruir y licuar; no sólo los gerifaltes y el resto de bastardos, sino también los supuestos movimientos “de protesta” que se empeñan en pecar, de pensamiento, palabra y acto, de lo mismo que peca el Mundo Karaoke contra el que creen estar reaccionando, las tendencias impostadas que se definen por oposición a la tendencia impostada que llegó a la infosfera quince minutos antes, y la horda de Fulanos de Tal que se encogen de hombros repitiendo su mugido de esto-es-lo-que-hay y conceden que el medio de comunicación de masas de mayor éxito en este país sea un diario deportivo que parece hecho a medida de niños de cuatro años… Repito: ¿solipsismo, evasión, autoengaño, chorrada? Echáos un vistazo al espejo y revisad vuestra opción… Construir aparte de esto, por sí mismo, ya es una victoria… “Aparte”, no “contra”… Véjà Du por insurgencia… Sea, pues… Bien.

Más cosas…

Durante los últimos dos meses o así, he estado supervisando y colaborando en la edición de M.E.T.A, un extraño fanzine más o menos metatextual que es uno de los proyectos con los que más he disfrutado en bastante tiempo.

Digo que este Multi-Emulador de Texto Arcade es extraño porque, si bien trata de videojuegos,  ahí no encontraréis reseñas, opiniones, novedades ni absolutamente nada de lo que pueda verse en cualquier otra publicación al respecto. M.E.T.A. es sólo texto, texto y más texto; una recopilación de ficciones al respecto de una serie de videojuegos, en su mayoría clásicos; sin fotos, sin ilustraciones, pero sí con códigos QR flotantes que ponen al lector en situación.

Como se especifica en la declaración de intenciones:

M.E.T.A. es lo que es: un Multi-Emulador de Texto Arcade: un fanzine de metatextos inspirados por videojuegos antiguos, o no tanto, en los que sus autores se sirven de escenarios, personajes, tramas, fondos y formas para emular, replicar e incluso a veces amplificar las sensaciones, reminiscencias y procesos mentales inherentes al juego, a la partida: un juego ficcional sobre el juego real, que al tiempo es ficción a la que se juega: un Multi-Emulador de Texto Arcade: una galería de espejos frente a espejos frente a espejos que son pantallas de recreativas, pantallas de televisores de tubo conectados a videoconsolas obsoletas, pantallas de PC de última generación en la que corren sofisticadas aplicaciones de retro-juego y, finalmente, la pantalla como una caverna platónica de los ojos del jugador: M.E.T.A es producto y propiedad de sus escritores tanto como es producto y propiedad de los que programaron los juegos a los que se refiere, tal como éstos son, en última instancia, producto y propiedad del jugador, del lector: M.E.T.A. es lo que es.

Digo que M.E.T.A es más o menos metatextual porque, tal como su título índica, la intención de la revista es presentarse como “emulador textual”. En ella, los distintos autores tratan de reflejar su experiencia con el juego usando los elementos mismos de éste, confeccionando una réplica, una suerte de actualización que, sin ser una fan-fiction ni un análisis, opera según las dinámicas del juego, se mueve en su mismo contexto.

Desde hace unas semanas pueden verse aproximaciones, muestras de lo que será, tanto en el BLOG que hemos habilitado a propósito como en su mandatoria PÁGINA EN FACEBOOK, que ofrecerán complementos a la lectura y servirán de contacto directo con los artífices, y a través de los cuales se podrán solicitar ejemplares.

Digo que el fanzine es uno de los proyectos con los que más he disfrutado en bastante tiempo, porque, maldita sea, todos los implicados en él son amigos míos. Podría decirse que íntimos. Entre todos lo hemos cocido, como si de una conspiración se tratase, para que el resultado fuese exactamente el que pretendíamos antes de presentarlo al mundo. Es posible que, si la cosa funciona, en el futuro se invite a colaborar a otros autores; pero, por el momento, queríamos concedernos el experimento a nosotros mismos, por nosotros mismos. Y la experiencia ha acabado resultando un viaje apasionante.

Así, la nómina de relatos y colaboradores para este número 1 es la que sigue:

COMPLEJO por Fco. Javier Pérez

DOUBLE DRAGON por J.M. Morón

HALF THROTTLE por Úrsula McCorkle

THRILL KILL por Óscar Espinosa

METRO CITY por Iván Valle

GHOSTS´N GOBLINS por Marco Antonio Raya

TRIBULACIONES DE UN MEGA HOMBRE  por Forfy Von Zipper

PITFALL 2 por Daniel Lasmarías

EL CÍRCULO DE BELANGOR por Ricardo Riera

(diseño y maquetación: Astrid Ortiz)

Todo esto es M.E.T.A.

Por apenas 3€.

Disponible a partir del próximo lunes 23 de abril.

A por ello.