archivo

Archivo de la etiqueta: Mothra

En un mundo perfecto, esta sería la sinopsis perfecta para el guión que estoy escribiendo ahora mismo:

La polilla Saturniidae Callosamia es Mothra contra el lagarto invasor (el lagarto invasor es el hombre —todos los hombres con sus nombres para cada resquicio de la creación y sus pequeñas circunstancias enraizadas en el fenotipo fálico por el que los misiles entre piernas liberan la esencia del hueso de dinosaurio (hueso de dinosaurio que mancha la herencia mitocondrial, hueso de dinosaurio, diesel), y la familia Sapiens Sapiens involucionando hacia el mono que cambia sangre por aceite, el equilibrio migratorio roto por el amor de dinero—), monstruos retozan entre las finísimas sedas del inconsciente colectivo, la red micelial de la flora del planeta se torna hostil en progresión geométrica paralela a la sed de diesel (hueso de dinosaurio ardiendo en motores de cuatro tiempos, adictos al crudo hueso de dinosaurio igual a veneno sin rostro —la fauna perece y se desplaza al norte, replegándose, calentamiento global, ahumados a la velocidad de la luz  que les lleva a sortear un ejercicio de egocentrismo pánico, buscando el último golpe definitivo en forma de onda temporal cero—), Mothra es la polilla Saturniidae Callosamia, creada por el inconsciente colectivo para servir de adalid a la humanidad y sacarla al espacio y cerrarle los grilletes a la evolución (la última y absolutamente necesaria línea de defensa). Un ejercicio de egocentrismo pánico: el fin del mundo es sólo el fin de la Fauna, no así de la Flora.

Todos los momentos de toda coordenada vital, conocida o sin conocer, contenidos en un mismo ahora (la polilla aletea y la lumbre en el otro extremo del universo sensible humano titila y se apaga y se vuelve a encender y titila y se apaga —¿acaso el tiempo podría ser una fractal cuya representación bidimensional fuese la fotografía perfecta de la más bella de las flores? cumple como capullo y cuelga fuera de la rueda del tiempo como si así lo mismo arriba que abajo—, la Flora pide prestado tu cuerpo para la desintoxicación de hueso de dinosaurio), todo dura lo que dura un mismo ahora (la onda temporal cero se autorreplica en una preciosa ola fractal Hokusai). Mothra, la salvadora del inconsciente colectivo: cuelga del madero como Cristo en la cruz como Odín en Yggdrasill como Sidhartha en Bodhi como Dafne en el laurel.