archivo

Archivo de la etiqueta: Mundo Karaoke

Toma dos pellizcos de la esfera de piel y neón y los baja con un trago de agua reciclada. La nueva luz carmesí le muerde las pestañas; un chute de sangre limpia al blanco del ojo.

La atmósfera de anticuario le enfría los nervios. Esta casa grande se contrae hasta caber en la hipófisis de la Chica, que pide la palabra y enmudece a la vez cuando los calambres del canal del parto del obturador de su cámara de fotos analógica capturan una a una las piezas del ajedrez expuesto en el escaparate de su ahora: ese reloj parado, ese escritorio rayado de arañazos histéricos, esa figurita de porcelana sucia cuya línea temporal de dueños se cuenta en lápidas, herencias y malas ventas… como si de los fantasmas de todos los finales de verano pasados se tratase. El día claro vuelve los cuerpos de vidrio. Los objetos, sin embargo, siguen sólidos y opacos y como deben, anclados en los años acumulados y en la historia. Armarios repletos de ceniza que encierran a hijos hambrientos y esposas negligentes, calculadoras Rokli de manivela mostrando la fecha de caducidad de los cadáveres abotargados por el ahogamiento de los actores del siglo pasado, sextantes rendidos a la inoperancia a largo plazo de cualquier sistema de medición por estar todos condicionados a cierto antropocentrismo de feria…

Anoche el duende que solía acampar en el dintel de la ventana de su habitación se marchó para no volver. Sexo defenestrado, sí, pero, ah, la soledad mórbida le sienta tan bien.

Fotografía las llamas en las que arde el traje de boda de su padre. Fotografía la franja horaria cristalizada de la masiva acumulación de conflictos familiares que se perdió cuando era niña. Esos que la pasaron por alto, en los que nació, engarzados en los objetos y así materializados, contenidos por la casa grande, metafóricamente idiotas. La Chica engulle otro pedacito de futuro y éste la deja ciega pero le abre de par en par todas las cavidades. El Señor de sus progenitores la penetra por ellos. Su vagina con dientes de cremallera se insensibiliza, su boca exhala fiebre, su ano automáticamente dolorido se blinda, sus oídos llegan a un orgasmo de silencio, su ombligo se abandona al temblor y a la humedad pegajosa de la eyaculación inerme en la marcha atrás del rapto y los colores de todo son sólo uno y atildados en tono sepia. El Señor es lección y estómago.

Horas Alzheimer se acumulan en un condensador. Electricidad tan barata como el cielo. Lenguaje de gemidos. Un olvido de décadas que llevar puesto (la Chica viste hoy botas militares de última generación, medias de rejilla, shorts vaqueros, camiseta genérica negra sin mangas y caperuza roja) y los hipervínculos que entretejen lo que es la casa grande como un solo patrón recurrente en el tapiz del miedo. Gemido herpes en la lengua de las horas.

Fotografía el strip-tease completo. Fotografía el susto y la risa sardónica. Fotografía su reflejo anacrónico en el espejo de cuerpo entero, rococó, que la amilana con sus efectistas fastos. Fotografía el rastro de humo ectoplasma (algo como aceite en agua estancada) que deja el tono de aviso de mensaje entrante en el smartphone enfundado en su bolsillo derecho. Fotografía su propia sombra, subproducto de lámparas de bujías, y se sienta en el suelo.

Las ideas que la Chica desde siempre se ha visto obligada a tragarse, dejan ahora la matriz, hinchan sus senos y salen, vomitadas. Casi vivas. Dolorosamente contemporáneas.

Ideas momento. Suyas. Bienvenidas. A las que la Chica responde y reacciona sin mentiras. Al fin.

:

 

:

:

:espíritu de MISTER HAMBRE acecha Europa, por todas las cosas=acecha, acecha, acecha=feas que dijeron de ti. Un palacio de la ópera de la mente en el que colocar las cargas explosivas no-metafóricas necesarias para la risión=derramamiento=contra abrigos de visón independentista… la fuerza burguesa de MISTER HAMBRE niega a las estrellas si no son viejas glorias o patrones de pensamiento resistentes a las vacunas ANTROPOQuímicas del nuevo siglo=que ya tiene doce años y sus propias profecías apocalípticas, amor=>>SUPERPOLVO de niñas de sexualidad anulada por la imaginería conservadora/escatológica=la válvula de escape de lo bienpensante=aislada en aulas de segregación que son, otras no-metáforas, las condiciones ambientales de la represión sufrida por los abuelos.

:el SUPERPOLVO de MISTER HAMBRE como romantiquísima idea de anarquista-héroe-cultural que también es un producto vendible a Mundo Karaoke=oh, mis cicatrices Rock n´Roll=… haz lo que quieras será el total de la ley…=cuando los medios de información convencional han embarrancado en su propio fracaso e intereses creados y está todo ahí para que todo el mundo tenga la misma=exacta, doble, elíptica, sucia, sucia, fea=visión cosmética, MISTER HAMBRE se hace un pajote con nodos y rizomas, corriente excéntrica de pensamiento puesto por escrito>>con las niñas al pajar, lente sucia de la webcam=sucia, sucia, fea, pule, brilla=¿qué MARCA PAÍS tenderá con sus armiños en el patio de luz vocinglero hoy, PIEZOELÉCTRICA madame agorafóbica=mamá, teta, tele, democracia=, con su debate armado de conceptos que no le interesa se sepan abstractos?>>vaya a ser que otras abstracciones la recubran a usted, grandísima puta social, con un exoesqueleto viscoso, blando, adaptable, que corroe de fuera a dentro y vuelve el contenido vapor y…

:un maquinal ANIMAL SOCIAL desolla en funcionamiento>>el envoltorio psico-sexual PIEZOELÉCTRICO de la infinita broma institucional clamando respeto en pose de MARCA PAÍS: la cultura siempre fue de la danza de fantasmas, pero no como un recrear nostálgico=no-hubo-unos-buenos-viejos-tiempos-sólo-Tiempo-viejo-gastado-en-las-costuras=que se pega a la suela de la evolución, sino como legado, pliegos, paquetes de datos transmisibles por vía esotérica=el contacto con los afluentes ectoplásmicos que pasan pero no quedan cuando el ANIMAL SOCIAL se sienta a su meditación zazen diaria=sobreexposición, contraexposición, respirar, estar sentado solo, sólo sentado=hasta llegar a MISTER HAMBRE con la dosis justa de conocimiento tan adulterado que es Una Cosa Nueva.

:MARCA PAÍS: ¿Cuándo llegaron las viejas humanidades a hacerse verdaderamente viejas? ¿Dónde dejaron de ser niños para desafiar la autoridad por una autoridad mayor, más ancha, más guerrera, que hubo de llevar a la mente colmena? En nuestra celda, en nuestro claustro, velamos… MISTER HAMBRE: En mi inmenso olvido, el intrincado mecanismo de coordinación que nos es análogo se ha quedado con las pulsiones más básicas…=>> Tú, PIEZOELÉCTRICA fulana MARCA PAÍS, como recordatorio de la madre alegórica en la que encarnaste la guerra y el terror, te estableces por carencia constitutiva… Y, así, vuelvo a ti… O te devuelvo…=dejémonos fuera y ardamos como no hemos ardido nunca antes, nunca después y malencarados vayamos al círculo a partir del que definir las nuevas esferas que, por esta suerte de maldición no va a ser tal… no va a ser nueva nunca… nunca antes y nunca después lo será… perdidos en los verbos que contorsiona la hosanna salvaje… MISTER ANIMAL HAMBRE SOCIAL: la subjetividad humana se caracterizaba por la brecha entre esferas, hasta que llegamos nosotros, oh.

:

:MetaTectura: Relacionado-1: Relacionado-2: Relacionado-3: Referencia: Versión.

:

:

:frente lavada y luego marcada del ANIMAL SOCIAL=espera=los simios y las sombras delimitan un círculo negro en la acera… espejo negro [por el que el juguete que respira deberá pasar a la experiencia de desgarramiento y aniquilación del YO] acompasa los mensajes de texto con los mensajes de audio y vida plásmida en la televisión y los múltiples dispositivos de simulación de irrealidad en red >> el ANIMAL SOCIAL encara el estímulo como puede, aceptando el calloso cordón simbiótico, umbilical aunque tóxico, que emana del logotipo corporativo=imagen de marca. MARCA PAÍS que se presenta como la proverbial mentira que a fuerza de ser repetida se vuelve verdad… aunque aquí y hoy es sólo un constructo.

:el caso del ANIMAL SOCIAL es llevar encastada en la frente ahora la MARCA PAÍS… sale a la calle creyendo tomarla [todo tan falso que a la puesta de sol se decreta que el simulacro va a ser la próxima realidad impuesta]: el zeitgeist establecido a parches y parches y parches… YO disiento, pero poco y en voz baja, plenamente consciente de que mi historia es sólo otra en una sociedad=vendida=necesitada de retomar las ideas y estéticas del pasado, sobre todo del vivido recientemente pero lo suficientemente lejos como para que haya dado Tiempo a idealizarlo: Apocalipsis Sucedáneo sucediendo fuera del Tiempo [sólo puede ser mantenido a raya mediante una sobreexposición a los residuos de un pasado idílico].

:YO ANIMAL SOCIAL preso en el contexto hauntológico=jaula de Faraday= y la MARCA PAÍS como progreso desfasado, hortera: empeño por las fronteras cuando, cruzando el espejo negro, el mundo sensible es vapor>>antes agua>>el ANIMAL SOCIAL sin embargo aferrado a la materia… a que fuera del Tiempo no hay nada y tal que así se debe vivir=conforme=y la imagen pública es un palimpsesto que empieza transparentar.

:el espectro de las cosas que no se nos permite olvidar=sigue ahí=persigue. La ANTROPOQuímica y el hackeo se aprenden por ósmosis: dando con la forma de ver en perspectiva el Mundo Karaoke>>ANIMAL SOCIAL arranca el tubo de su frente [la alucinación se nos devolverá] y aprende a manipular el Tarot como manipulación análoga de las dendritas y axones del YO: soma: aprende el sueño lúcido del Tiempo y lo aplica a la escala de la célula. Y ahí está el porvenir. La pinza de nervios que supura… La pinza de nervios supura la máquina de nuestra historia rota [se narra como engranajes goteando al filo de lo fácil que sería acabar siendo un creyente en la desconexión]: y nuestra actitud normal se basa en una ficción simbólica>>ningún mecanismo externo regula la experiencia fenoménica del YO salvo tú… MARCA PAÍS atrapada en las viejas guerras, diversos infiernos sirven de círculos concéntricos a la ansiedad: MARCA PAÍS existe por el carácter terrorífico del tema del doble y la emergencia del sujeto como apercepción trascendental pura: pero el ANIMAL SOCIAL=desmarcado=postea: Digan lo que digan, la cultura es nuestra. Esto es ASÍ.

:

:MetaTectura: Visión Simbólica-1: Visión Simbólica-2: Audio: Contexto.

La economía de nuestros padres ha muerto pero la Historia no ha acabado, y la necesidad de improvisación hurga en las narices de todos en busca de algún resto, alguna traza, sólo una, por pequeña que sea, algún viso de respuesta que se haya podido filtrar accidentalmente desde estos cerebros nuestros de grupo humano que mayor cantidad de información haya atesorado jamás, porque todos sabemos, a pesar de que la mayoría no sepa que sabe, que a estas alturas de la marcha histórica somos adultos, aunque disfuncionales, negados y anulados por la negación y la anulación mismas, por los estados padre y los sistemas padre y los medios padre para alcanzar ningún fin, por los contrapesos de una tradición madre mal entendida y una fortuna madre mal domada y una esperanza madre mal infundada en tramposos relatos de resiliencia, y aun así, adultos, aquí nos hallamos, ninguneados, bien reducidos a enésima pieza de la masa ignorante que bala a los domingos por la mañana, bien ultracínicos devaluados y siempre sospechosos, bien a perpetuidad distraídos con migajas y discursos obsoletos, en cualquier caso eternos adolescentes como lo fueron y son ellos, pero, en nuestro caso, mal que nos pese, sólo en apariencia, y si bien el potencial está aquí y es nuestro, seguimos emperrados en usar esta energía evolutiva y fundamental para alimentar al motor de consumo eterno, ese que ahora se nos muestra desventrado y en toda su esplendorosa obsolescencia programada, en lugar de embragar y frenar y declarar que, no, ya no necesitamos que nos digan qué esta bien y qué está mal, qué es ley y qué es patria, porque, como especie, hemos tenido tiempo de sobra para aprendérnoslo al dedillo.

La economía de nuestros padres ha muerto, y ya que ellos y sus padres, y los padres de sus padres, colaboracionistas, permitieron que absolutamente todo lo demás se imbricase en ella, participase de ella y corroyese con ella las muchas realidades alternativas que tenemos al alcance de la mano, ahora todo se siente turbio, flácido y ciertamente hediondo, tanto que los vapores no nos dejan ver que esto no es más que el período refractario tras el salvaje coito capitalista, tras la petite mort, y hacia la caricia concupiscente después, o hacia el cigarrillo desdeñoso en la habitación contigua, o hacia reanudar el acto pero esta vez con más delicadeza, más cómplice y atento para con las necesidades y gustos del otro.

La economía de nuestros padres ha muerto y el cadáver se abotarga en nuestras casas, que no nos atrevemos a llamar hogares porque el hogar es aquello a lo que se nos ha programado a aspirar, y se abotarga por ello en la sensación de haber sido deshauciados de antemano del pisito en propiedad de laxa hipoteca y feliz placa de latón para siempre atornillada en el buzón que se nos prometió y aún se nos promete, y ahí llegan los gusanos, hambrientos a un nivel inconcebible, hambrientos pues la economía es sólo un concepto y no precisamente de los más nutritivos, tan y tan y tan hambrientos, estos gusanos, que no les queda más opción que devorarse a sí mismos, y he aquí cómo sobre el despojo putrefacto se impone una pátina de decadencia y terror y asco, porque no tendremos vivienda propia, ya no, y vivir de alquiler hasta que no vivamos más se nos antoja, así de bien hemos sido programados, un gusano gordo con el que lidiar entre calambres de angustia, porque no alzaremos familia alguna desde los cimientos de una relación romántica cuyo erotismo se ha desvanecido rápido por efecto de la rutina y las grietas de lo que no cuentan las comedias ni los manuales de autoayuda, ya no, porque no hay más contratos laborales fijos en el horizonte y el ser eventual también se nutre ahora, la idea prospectiva de ello, de su propia mierda, de su propia cola, porque los dioses Luz, Agua, Gas y Teléfono agonizan y se han mostrado pobres sustitutos, mediocrizaciones, de los objetivos naturales de nuestra necesidad de adoración, y así, mañana, quizá pasado mañana, la costra de lagañas ahora descascarilladas caerá del todo y veremos que el sábado será el día de Saturno, el domingo el del Sol, el lunes el de la Luna, el martes el de Marte, el miércoles el de Mercurio, el jueves el de Júpiter y de vuelta al viernes, día de Venus, veremos días-panteón-planeta-semiótica de forma tan obvia como comprendemos que todo es uno y lo mismo y sólo eso, ya no más nada más que nosotros.

La economía de nuestros padres ha muerto y eso está bien, las cosas tienen que morir, pero acabemos ya con el velatorio, los honores han sido rendidos con creces y las armas entregadas, y es nuestro turno de exigir que se nos devuelva la alucinación y se nos permita convertirla en un proceso de otro signo, quizá absolutamente contrario, así como la opción de dejarla abandonada en la cuneta y tejer otra… muerta la economía, pues,  Ecce Homo.

 

000 — MILF

Vital para el protocolo de pulsión de muerte en las marquesinas agorafóbicas… alma/gramática explícita del espectáculo… la MILF (sin editar, formato de video comprimido, baja resolución, iluminación característica de un mediodía de agosto) juguetea con esa especie de citoplasma yonqui entre sus piernas que son las suaves indiscreciones… ciudad-catedral de huesos torcidos cuyo firmamento se comba por lo blando del material compositivo, aquí dentro caben todas las apreciaciones subjetivas (son las víctimas colaterales de la democracia; cada juntura un voto)… las criaturas del sistema/cráter cazan este fin de semana, más víctimas, inflemos el imaginario con nuevas representaciones de la España oscurantista, seamos más papistas que jugar a la galleta con la hostia consagrada, la infección se archiva a base de hipervínculos en los circuitos emocionales temporales, un buffer de milagros de tercera categoría, mañana olvidaremos el fetiche y a por otro, más víctimas… Biocapturador, toma otra Cola Light.

 

001 — DESAYUNO CON PERLAS

Las mucosas toman aire y el esfínter se dilata para dejar pasar las PERLAS una a una a una a una y todas engarzadas… un collar, uno grande y libre, que sale del tracto digestivo y va a decorar este desayuno sexual de mañana del lunes… sintaxis/materia corregida para estómagos pacatos… hay una recreación que sólo puede verse con las persianas bajadas: descubrimiento de nuevas actrices porno pilladas en la calle; se produce el trueque, hay una sonrisa; puede dolerte un instante preclaro, poco más, sangre helada de vampiro somático; cayendo en las mayores barbaridades, en el entorno reconocible de la idiosincrasia cañí, configuramos entre todos los estetas una forma de masturbarse que hable nuestro idioma… humanidad ácida nos desangela durante el período refractario, pero está el humor y las tejedoras de chistes: tres hermanas muertas en aquel atentado al centro comercial; tres primitas secuestradas por su tío, violadas y descuartizadas y cremadas en la barbacoa de la finca de veraneo;  tres vacantes extranjeras, borrachas, entrando en la discoteca equivocada… y otra PERLA… si el collar ciñe y ahoga, afloja el broche.

 

002 — ANTIBÚSQUEDAS INDEXADAS

En un índice cuya masa corporal tiende a aumentar hasta infinito, los juguetitos de asesinato se aparean para dar forma a un sex-shop del averno abierto las veinticuatro horas… son sólo instantáneas de la ciudad de hueso, el barrio cartílago… contexto/realidad-túnel ajusta el diafragma para perder definición en los bordes, no hay temperatura… clima: cero grados, ni frío ni calor… mujer, española, un metro sesenta y nueve centímetros, sesenta y cuatro quilos, cabello caoba, ojos almendra: especificada la antibúsqueda universal (opción tamizar elementos pegajosos), compone, compost-mortem, terror de la mente universal, arquetipo estacionario que repite universalidad, no hay flashes saliendo lentamente de mentiras compulsivas, fealdad gruñidora de pueblos agonizantes… preparados para fumar el gas de carbón rojo selenita de una ficción que se pela con el sonido de la plaga… consume el imaginario las cosechas de buenos propósitos pero no queda más que rezar… al osito pintado en la caja de cereales de marca blanca que, desde ahí, te guiña el ojo; responde. Responde.

 

003 — FOLLAR-COMPRAR

Disemina soles por la periferia del engorro de ser sólo un transeúnte, sólo una cara más en el metro, liberado de pensamientos libérrimos, buenérrimos, el ritmo abstruso de las sístoles y diástoles del convoy de la rutina es salpimentado por las fuerzas de atracción irregular para/con la publicidad implantada este ciclo… las cartelas venden ese acusado gusto por el intercambio lúbrico explícito que, para algunos, es síntoma de la primera preocupación por la extinción absoluta de la especie; por mucho que te cuenten que la relación follar-comprar está más que estudiada… hasta el tópico, y algo más hondo… el replicante emocional que jadea como debe, cruel emulador de una relación real, tan desgastados los protocolos que así debe ser o, cuanto menos, eso parece que debe ser… aprendidas las lecciones amatorias de las películas, porque siquiera la intimidad de nuestros padres nos ha parecido nunca motivo de atención, así nos va… suplicando cada noche a pesar del cansancio, a pesar de la fiebre, a pesar de la inconveniencia, a pesar de los planes de futuro… clon del alma/programa escanea y sólo admite cierta cantidad de rechazos… un órgano que no encaja… un proceso autoinmune de la vida en pareja, el matrimonio, el rollo… tirar de la manta para arropar esos nervios vivos… médium del cuerpo humano sensible hoy; así mañana… tan grotesco y fétido como se puede ser, conéctate ahora.

 

 

Sigamos…

Publico aquí hoy la segunda (y última) parte del texto de Joel Biroco que presenté en la anterior entrada. Como habréis podido comprobar, este “Ve al Subsuelo y Sé un Mago del Caos” no es la pamplina esotérica a la que uno pueda estar acostumbrado. Es una pamplina, claro que sí, y no le va a abrir a nadie las puertas a la Suprema Verdad del Gran Falo de Macroprosopus… por otra parte, ningún otro escrito, configurado en cualquiera de las otras miles de formas con las que se puede hablar de magia, va a hacerlo… pero ahí radica precisamente, creo, su importancia como piedra de toque; en que es una pamplina punk y, como el buen punk (no la mierda descafeinada y políticamente correcta que intentan hacer pasar por punk en estos días, sino los hilillos pegajosos que conectan a The Stooges con The Swans y a éstos con Black Flag y The Gun Club y etcétera), puede ser fácil, anárquico, romántico, ingenuo, beligerante, infantiloide, crudo y aun así, por debajo de todo esto, peligrosamente atractivo. Si no para ti en tu ahora inmediato, oh magnánimo y sofisticadísimo lector, de vuelta de todo y atenazado por los muchos problemas que ya la realidad inmediata se preocupa de proporcionarte en regulares dosis diarias, quizá sí para el chaval de dieciséis años que aún vive en algún pliegue de tu lóbulo temporal, quizá para el adolescente que fuiste, o el que te hubiese gustado ser ahora que has adquirido una perspectiva correcta desde la que contemplar aquella extrañísima edad. Quizá esta cosita amorfa, después de todo, rellene ese hueco que sientes en las bases sobre las que has erigido tu personalidad adulta con un (necesario, reconócelo…) sustrato de Subsuelo.

Porque está claro que, tal como andan las cosas, uno no va a dejar su trabajo y sus obligaciones, así porque sí, para ser mago, escritor, artista o la fantasía masturbatoria que hayamos apartado de nuestras cabezas esta mañana al despertar, ¿no? No vamos a darle la espalda a todas estas comodidades e intereses adquiridos, por muy jodida que esté la cosa a causa de la crisis/el déficit de valores/la presión social y mediática/la angustia generalizada/la inopia impuesta, ¿verdad? No está el horno microondas colectivo como para que a cada uno de los bollos individuales que se recalientan en él opte por volverse deliberadamente loco y se salga, ¿eh? Sería una estupidez. En el mejor de los casos, una utopía. Todos somos adultos, maldita sea… adultos, adultos, adultos… Ejerzamos como tales… Aunque… ¿Y si…?

En fin…

Antes de pasar a ver qué es lo que nos pueden aportar (o no) el resto de desvaríos del señor Biroco, una última puntualización por mi parte: cabe señalar que “Ve al Subsuelo y Sé un Mago del Caos” fue publicado por vez primera en un librillo de ensayos titulado El Exorcista de la Revolución, allá por el lejano 1986… por si sirve a la hora de contextualizar algo, o de comprobar que hay ciertas cosas sobre las que tiempo no tiene ninguna influencia en absoluto. Aquí queda. Y, de nuevo, espero que os sirva.

VE AL SUBSUELO Y SÉ UN MAGO DEL CAOS (y II)

Por supuesto, uno puede ser mago en el mundanal paradigma del trabajo, pero nunca alcanzará a ser la clase de mago que podría haber sido. Un mago del caos es un mago del Subsuelo. Aquellos que proclaman que se puede ser un mago del caos mientras se sigue atado a la conformidad, no son sino aquellos que carecen de la fuerza y la convicción necesarios para alejarse de ella. Les excita la idea del caos y de sumergirse en él, pero les asusta dejarse llevar y por ello hacen de su forma de Magia del Caos algo sin caos, algo que pueda realizarse durante el fin de semana o en los ratos libres y que encaje con las obligaciones de la rutina laboral. No dejes que nadie te convenza de que eso es Magia del Caos, no permitas que nadie le dé glamour a una magia de carácter menor al añadirle el epíteto “caos”. La Magia del Caos no puede ser comercializada, no se puede vender a las masas, sólo puede ser vivida. Todo lo demás es magia de nueve a cinco, que puede usarse, por ejemplo, para asegurar aumentos de sueldo y ascensos.

Aquello en lo que tu vida esté inmersa, es aquello sobre lo que afectará el uso de tu magia. Si tu vida radica en el Subsuelo y lo que te preocupa son conceptos vagos como la rebelión, la revolución y el romance, tu magia se enfocará de forma natural hacia esas áreas, y serás capaz de vivir aquello de lo que los demás sólo pueden limitarse a hablar. Esto es el Subsuelo, pues. Si estás manteniendo un empleo estable y vas en busca de una “carrera”, es razonable creer que tu magia, tus motivaciones y deseos, sólo te llevarán en esa dirección en la que crees querer ir, sin concesiones a esas esperanzas románticas de las que estás tan convencido que no haces el más mínimo esfuerzo por llevarlas a término. No, sólo irás derecho hacia la hipoteca y el préstamo bancario por ese bonito coche y hacia ese cada vez más feroz impulso consumista que es congénito al camino que estás siguiendo; el de la gente que sólo reconoce el arte a través de la envidia aguda…

No tiene vuelta de hoja, y no importa. A mí, al menos, no me importa. Pero debería importarte a ti si te ves reflejado en esto que estoy escribiendo. ¿Cuál es, al fin y al cabo, tu motivación a la hora de leer un texto como este? ¿Conocimiento? ¿Poder? Es bien sabido que la mayoría de los magos hambrientos de poder acaban jodiéndose a sí mismos  tarde o temprano, así que no hay duda de que lo que debes estar buscando es conocimiento… Pregúntate a ti mismo qué conocimiento puedes obtener al embarcarte en una inútil “carrera”, engañándote a ti mismo al decirte que tus grandísimas aspiraciones te acabarán llevando a asombrosas maravillas. Y no estoy hablando de los condenados, los trabajadores manuales, los que cavan zanjas y leen los contadores de la luz; me refiero a los que glorifican sus empleos-callejón-sin-salida en publicidad, en los medios, en la banca y en el trabajo social, y se convencen de que sus vidas tienen significado, propósito y ante todo, la más mágica de todas las expresiones- callejón-sin-salida, perspectivas de futuro. Pregúntate a ti mismo cuánto tardarás en comprar tus primeras acciones en la empresa en la que trabajas. ¡Menuda vida! Dame la turbamulta del caos cualquier día de la semana, permite que mi magia se asemeje a los trapicheos de una cocina subterránea de alquimistas del esperma chinos, antes que a vuestros complejos de oficinas con aire acondicionado. ¿Sueles pensar en estas cosas? ¿Crees que deberías pensar en ellas? ¿Qué quieres que sea tu vida? ¿Eres consciente de que la mayoría de personas jamás se hacen esta última pregunta, y en lugar de ello se acomodan en la opción cortoplacista de esperar a que algo se desarrolle como fruto de un estilo de vida que odian, siendo su catarsis la acumulación de bienes materiales? Pregúntate qué puede surgir de una existencia que detestas. ¿No sería mejor darle la espalda a todo esto y sumergirte en un estilo de vida que ames y decir “que le den por el culo a la pobreza, esto es lo que quiero que mi vida sea, que mi arte sea mi catarsis por el malestar que la pobreza invoca”? ¿No es más probable que de esto surja en algún momento una vida que valga la pena, que tu necesidad por alzarte desde la miseria sea satisfecha por medios mágicos, sólo porque has tenido el valor de arrojarte a la urgencia del caos? Esto son consideraciones importantes.

Si quieres ser un mago de nueve a cinco, adelante. No tienes por qué ser un mago del caos, no es una obligación. Pero no seas un mago de nueve a cinco si lo que en el fondo deseas es ser un mago del caos, porque una cosa no lleva necesariamente a la otra. Esa es la diferencia fundamental entre la Magia del Caos y otras formas mágicas y el por qué de que la Magia del Caos sea la magia del ahora, dure este ahora lo que dure. La magia que evolucione desde la Magia del Caos será el tesoro de aquellos que han tenido el valor de abrazar el caos ahora; los demás deberán contentarse con la sensación de estar pedaleando cuesta arriba para siempre en una bicicleta con las dos ruedas pinchadas. El caos es ahora, no la semana que viene, no el mes que viene, no el año que viene. No puedes meterte en el caos más tarde si te has cruzado con él ahora, esta es tu primera y única oportunidad; los únicos con derecho a entrar en el caos más tarde son aquellos que ni siquiera han oído aún hablar de él. Verás… el caos es aquello que es reconocido al instante por aquellos a los que está destinado. Si estás leyendo esto y diciéndote que esto es lo tuyo, si crees que estoy hablando para ti, entonces trata de encontrar la fuerza necesaria para ir a por ello y hacerlo tuyo. Si, por el contrario, estás leyendo esto y diciéndote que no es para ti, entonces no es para ti, eres un extraño que se ha topado con esto por accidente, así que déjalo. Los demás no echaremos de menos tu compañía, te lo aseguro. Si no eres capaz de sentir la urgencia y de hacer lo que debe hacerse, entonces estás ciego y yo te condeno al infierno con un hechizo. Que Satán te asaetee el culo con su horca por toda la eternidad y vierta ácido fluorhídrico en el contenedor de tus lentillas. Vosotros, bastardos, vivís a través de lo que otros hacemos y por lo que otros morimos, así que no nos provoca ningún remordimiento el romper todo contacto y deciros “que os jodan, conformistas” ¿Qué es aquello con lo que os conformáis, sino con la conformidad misma? Que Os Jodan.

 

1. UN MURCIÉLAGO Y UNA JAULA

Murciélago, murcielaguín, murcielaguete, en esta jaula que no es un mundo sino un sistema aproximadamente complejo y extrañamente organizado, en el que tanto vale percepción como prejuicio: no es un mundo, es un Mundo Karaoke y tu ecolocalización aquí es torticera, en cuanto las señales acústicas que emites… las cuales quizá en un tiempo fuesen puras…las expresiones de angustia tanto como las de alegría, las cándidas opiniones y las mentiras interesadas y puerilmente crueles… las señales… te son devueltas contaminadas… y así no hay quien se oriente, joder… contaminadas por el rugido de la masa que, además, viene manipulada por sus propias jaulas… contaminada por el aliento de la deformación y la incertidumbre inherentes al posmoderno estado de las cosas… por muy sofisticado que sea tu sónar natural, puede engañársele… está demostrado, le ha pasado a otros mejores que tú… Y cuando las señales te son devueltas, el único modo que tienes de apreciar la dimensión, el peso y la hechura de la jaula… tan sucias, tan contradictorias… la imagen que formarás con ellas… tu pobre, pobre, pobre mapa… murciélago, murcielaguín, murcielaguete… a ciegas y a merced del Mundo Karaoke… esa imagen será terrible e inevitable… las cosas como son… los barrotes, como son: “no entrar en debates nominales”, “no somos mercancía”, “que se jodan”, “es más fácil imaginar el fin del mundo, el cese de la existencia, que el fin del capitalismo”, “si no estás con nosotros, que sólo queremos consolarnos y evadirnos, estás con ellos, con los pedantes, en el bando de la ínfula”… aletea muciélago, porque estás perdido, pero estás seguro… ¿El problema? El trazado torticero de tu jaula… que, recuerda, sólo está en tu cabeza… influye en tus propias señales y ahora emites lo que se supone debes emitir, en espera de la respuesta correcta y, por tanto, emites lo mismo que los demás… repite… reflexión cero… repite… según muestra la imagen… repite… Karaoke… MundoJaula…

 

2. DIÁLOGO

-Tío, ha habido muertos. Un zumbado se ha colado en el estreno y ha abierto fuego. Se creía el malo, hostias.

-Buena promo.

-No es eso.

-Aunque no lo sea, lo es.

-El cinismo te hace parecer feísimo.

-Muestra un poco de respeto…

-¿Disculpa?

-Has dicho que se creía el malo…

-El malo de la película. Típico.

-¿Cómo puede nadie querer ser el malo? ¿Cómo se forja un “malo”?

-¿Cómo puede nadie querer estafar a una civilización entera?

-Exacto.

-Te puedes poner todo lo paranoico que quieras, pero este tío es sólo una excepción. Estos tíos son sólo excepciones o, peor, medidas de la media. Los pequeños, que disparan, y los grandes, que saquean. Los malos. Subproductos. Necesarios.

-¿Y los “buenos”?

-Todos los demás. Tú mismo lo has dicho: ¿cómo puede nadie querer ser el malo?

-Insisto: buena promo.

-Buena vida, más bien.

 

3. LA JAULA SE OXIDA

Cuando todas las noticias son malas y las buenas da vergüenza admitirlas, los barrotes se difuminan y la inconcreción manda… el murciélago necesita del acopio y del amontonarse como un mecanismo de defensa… justo lo que Mundo Karaoke tan bien programó para él… ese amontonamiento de líneas argumentales que no llevan a ninguna parte, y la suma de personajes secundarios sobrantes… hombros en los que llorar… y la jaula se oxida por corrupción… resulta que la mentira se ha tragado a la mentira y la está pudriendo… ya no quedan eslóganes totales ni nadie sabe ya hacerse los suyos, más que un puñado de poetas a los que nadie escucha… la obediencia por la obediencia ha dejado de tener razón de ser, pero la letra en la canción del Karaoke persiste, desgastada… Profiere un postrímero chillido, murcielaguete, murcielaguín, murciélago, e intuirás… ciego, aún ciego… que no queda casi jaula… Todo lo de icónico que tenías… disuelto… ¿Vas a quedarte? ¿Eh? ¿Vas a quedarte?.. Te marea la inmensidad de ahí fuera y, si una vez Ahí Fuera te impuso una jaula, puede volver a hacerlo, sin problema, de nuevo y de nuevo y de nuevo otra vez… así de peligrosos son los derechos adquiridos… ¿Qué historia de ti van a contar, si no, dentro de la jaula? ¿Qué es Ahí Fuera?..  La narrativa posible se bifurca, cada bifurcación se bifurca a su vez… Unas encajan, otras no, y así es como puede predecirse estadísticamente el futuro… la máquina del tiempo descontrolado… palabra… corte… estructura… cambio… la máquina del tiempo Ahí Fuera… silencio… palabra… sometida a presión… Hacer vibrar al público en un sacudir la jaula no tan metafórico como quintaesencia y única motivación, no abrir… no hay puertas… las barricadas también pueden ser un burladero, o un encierro… murcielaguete, murcielaguín, murciélago… la tenebrosa comunicación de muertos lo es tanto porque el mensaje de éstos… los buenos muertos, los profetas muertos, los guías muertos… fueron adoptados por la jaula… ¿Qué historia de ti van a contar?

 

4. DIÁLOGO

-Es que la puta película no dice nada. No… espera… es que lo que dice la puta película es directamente estúpido. La revuelta popular, vagamente comunista, es sólo un mal que enmascara algo tan tonto y manido como una revancha personal.

-¿Y qué esperabas?

-Una lectura mejor de estos tiempos.

-¿Qué tiempos? ¿Y por qué es necesaria una lectura de ellos en todo?

-Porque las necesitamos. A las lecturas.

-Haberlas pedido antes. Haberlas buscado antes y quizá, sólo quizá, no hubiésemos llegado donde estamos ahora.

-¿A habernos follado al Caballero Oscuro?

-Psché… En realidad, primero le hemos despojado de su naturaleza arquetípica. Luego, le hemos puesto un cuerpo atractivo y le hemos hecho pensar como nosotros.

-¿Como nosotros?

-Como el mínimo exponente de los nuestros. Ligeramente por debajo de la media. Tras eso, le hemos dado dinero. Mucho. Luego, y sólo luego, nos lo hemos follado. Con la conciencia tranquila.

 

5. ¡TACHÁN! NO HAY JAULA…

…ni Pozo de Lázaro que te resucite, murcielagón… resuelve tus elipsis y pon las cosas en orden, porque partimos hacia un nuevo paradigma que, me apuesto un brazo, no va a ser muy distinto que este que dejamos al dejar la jaula… la jaula que nunca estuvo ahí, pero sí estuvo, pero no estuvo… la deuda más alta del país, la deuda con tus iguales… barrotes que eran sólo repeticiones de la mediocridad por la mediocridad misma… sin la cual no sabes vivir… ¿qué es la tabla rasa, sino aquello a lo que aspiran los niños que se ha portado mal, la amnesia de un Dios paternal, de un estado patriarcal?.. Paladín vencedor y resiliente del status quo, danos hoy un amago de la pureza perdida, porque hemos decidido llamarte héroe… heroísmo en animación suspendida en ámbar… fósil de la hiperfluida cultura de la información cuando ésta sublime al estado gaseoso… Y entonces abrirás los ojos… tus córneas secas te complicarán un tanto más adaptarte a la nueva luz… las cataratas y las legañas son otra prisión, pero te esfuerzas… ya no les oyes, ¿dónde está la canción a reproducir, el programa a replicar?.. Y entonces abrirás los ojos, de par en par… espera y verás.