archivo

Archivo de la etiqueta: Napalm Satori

Por lo visto hoy, en Literatura Prospectiva, Miguel Cisneros Perales realiza una ciertamente halagadora autopsia a mi Napalm Satori, a propósito de todo aquello de que ganase el Ignotus a Mejor Obra Poética y demás.

Y digo “autopsia” porque no tengo la sensación de haber leído una reseña. Además, creo que la intención última de Cisneros no era hablar (sólo) de mi libro, sino de la poesía y la CiFi y todo revuelto pero no, pero sí, pero es posible.

Sí… “autopsia” va a ser…

Pero ha estado bien. Muy bien. Halagador, como he dicho.

Aunque, en lo personal, creo que tengo cierta obligación de puntualizar un par de cosas al respecto del artículo. A saber: que no me interesan en absoluto los debates sobre lo que es/no es/debería ser/etc. la Ciencia Ficción, Prospectiva, aledaños y demás criaturas, porque me parece soberanamente aburrido, improductivo e innecesario (que es exactamente lo mismo que pienso sobre los premios, concursos y menciones, por si alguien se lo está preguntando); y que no estoy muy de acuerdo con lo que el autor dice de otro de los finalistas al premio, el Emociones Plasmáticas de Carlos Daminsky, ni con las formas de decirlo (y aquí me voy a callar, porque esto último sólo me atañe a mí y al señor Cisneros y a la hipotética conversación que podamos tener si es que nos conocemos algún día…)

En fin… Ahí estamos. Esto es lo que hay.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalmente, el Ignotus a Mejor Obra Poética de este año ha recaído en mi Napalm Satori.

Toda una sorpresa, para qué negarlo.

Bien por mí.

Y como sé que a veces puedo sonar a cabrón desagradecido, pero en el fondo no lo soy, aprovecho para dar las gracias desde aquí a Santiago Eximeno y sus Ediciones Efímeras por haber confiado en el libro y, básicamente, dejarme hacer lo que me diese la gana con él; a Ernesto Rodríguez por la portada a la carta; a los que votaron a Napalm… en las primeras rondas del premio y a quienquiera que sea que ha decidido otorgárselo; a los que me han felicitado por él y a los que estaban cerca mientras yo me encerraba a escribir un poemario de las características (reconozcámoslo, muy poco ortodoxas) de éste.

Pues eso, que ha sido una sorpresa, es un honor y muchas gracias.

Ahí está y ahí queda.

 

La web Literatura Prospectiva publica hoy, en su sección Efímeros, un nuevo microrrelato mío sobre futurismo, Cifi malentendida y religión en las esquinas de lo espiritual: Mesías del beat Alienígena.

Curioso, además, que sean precisamente esos los tres temas alrededor de los que pivota mi seminal poemario Napalm Satori (más info AQUÍ), que hoy mismo también, según me sopla Santiago Eximeno, ha sido nominado a un Premio Ignotus en la categoría de mejor obra poética.

Mejor obra poética

Calesas en Brogo Pass, de Julio Angel Olivares Merino (Carpathius)

Emociones plasmáticas, de Carlos Daminsky (Alfa Eridiani 3ª época, 12)

Napalm Satori, de Fco. Javier Pérez (Ediciones Efímeras)

Que la fuerza teacompañe, VVAA (El Gaviero Ediciones)

Versos sin bandera, VVAA(Tusitala)

Enhorabuena a mí mismo y al resto de finalistas.

170707. Hay un pequeño contingente antidisturbios sitiando el supermercado. Dentro, en el suelo, en el espacio de tránsito del pasillo seis al siete, hay una nota tuya: No Estás. Hay una banda de Latin Kings amenazando a una cajera con un árbol de navidad —un cuchillo carcelario de fabricación casera, se entiende, no un estúpido abeto con sus estúpidas bolas y su estúpida nieve en aerosol; eso resultaría demasiado ridículo.

190707. Hay un termómetro diciendo que el verano no existe, que ya es siempre primavera. Hay fieras albinas ocupando el aparcamiento para minusválidos frente a tu portal. Hay otra pista emborronada en una fachada: ¿Crees que esto es una puta gincana? ¡Ven a buscarme! Hay mendigos rascándose estupefactos. No entienden el mensaje. Se aleja demasiado de sus códigos de transmisión habituales.

200707. Hay en alguna parte un decreto ley por el cual hoy es fiesta. No me preguntes a santo de qué. Hay voces que aseguran que has cambiado de ciudad.

230707. Hay una niña muy mona —se parece tanto a ti que duele— preguntando si es a ella a quien todos andan buscando. Hay restos de sangre en el billete de autobús robado a punta de tubería de plomo. Hay una serie de protocolos que no se pueden ignorar: si esa que buscan se parece tanto a mí, ¿por qué no yo?.. Ella va a pie y tú en autobús. Aun así, te lleva un día o dos de ventaja. ¿Qué estás haciendo mal?..

240707. Hay una distancia tácita más que evidente.

250707. Hay nubes negras en el horizonte. Hay un tipo rumano —encaja en el perfil rumano, posee el acento correcto— repartiendo unos papeles que luego debemos devolver, en los que se informa a los presentes de que Cedric tiene leucemia y que apelan al buen corazón del mundo y a rascarse los bolsillos para ayudar a la cría más lenta de la manada. Hay un pacto de silencio general e incluso el traqueteo del tren pasa y se apaga. Hay una nueva ruta trazada con línea discontinua en tu dirección.

290707. Hay un informe del médico con un dibujo aproximado en el que se señalan costillas rotas, tabique nasal desviado, desgarro de los tendones del tobillo izquierdo y contusiones múltiples en el torso. En el espejo, hay un perro apaleado. En el espejo, hay alguien que se te va a comer viva en cuanto te encuentre.

foto-3

DE CÓMO DECONSTRUIR LA INSPIRACIÓN

¿Por qué las construcciones,
los zarcillos bajo grupúsculos
de palabras,
no decantan tras las cuencas
de los ojos,
dejando escozor en el nervio óptico
y trenzándose en el paladar, joder,
como lo hacen justo en mitad
de una desinhibida borrachera
de cerveza?
Nadie esclarece a nadie.

Después de un 2008 de lo más movidito, con la publicación de Dionisia Pop! a principios de año y la de Antifuente a finales, más unas cuantas cositas repartidas por ahí, el inminente 2009 se presenta con una lista de proyectos que, si acaban materializándose (ya sabéis cómo funciona esto…), promete ser vertiginoso.

Adelanto aquí los más o menos cerrados:

* La Memoria Invisible. Hiper-surrealista novela gráfica de la que ya he hablado por aquí, dibujada por Ernesto Rodríguez y a editar por Viaje a Bizancio Ediciones hacia mitades de año.

poster

* Tierra Hueca. Serie limitada de cómics breves, deconstructivistas, ultraviolentos, iconoclastas e hipersexuales, en 6 números, con dibujo de Pablo E. Soto. También en Viaje a Bizancio y con fecha aún por confirmar.

tierra-hueca

* Hierático. Novela. Una pulp fiction desbocada a editar por AJEC a finales de 2009, de la que os adelanto una primera sinopsis:

Barcelona, en algún momento a principios del siglo XXI. La ciudad, tras la subida del nivel del mar provocada por la fusión de los polos terráqueos, es ahora un inmenso cenagal anárquico poblado por pervertidos, traficantes, gurús alternativos y toda la escoria que dejó atrás el éxodo posterior a su anegamiento.

El hogar ideal para Aitor Estebowsky, un detective homosexual, decrépito, adicto a las drogas, el alcohol y el sexo. Expulsado con deshonor de La Compañía, la mayor organización de contraespionaje mundial, el detective consume sus días en este pantano futurista entre la desesperante falta de clientes y sus devaneos por RealKonsens, un simulador social on-line en forma de realidad alternativa no mucho más agradable que la realidad formal.

Pero todo cambiará cuando Aitor reciba la visita del coronel Pascual El Lagarto Larraz, quien trae consigo un encargo imposible de rechazar: La Compañía ha perdido en Barcelona la pista a algo llamado “El Demótico”, un artefacto neurolingüístico extraterrestre que puede ser la última esperanza de la humanidad de salir de este planeta Tierra condenado a muerte; y el ex-operativo de campo Estebowsky, por sus contactos y sus peculiares inclinaciones, es el único cualificado para encontrarlo.

Poco se imagina el malogrado héroe accidental, sin embargo, que en sus pesquisa se verá obligado a enfrentarse a ejércitos ninja, fantasmas del pasado, muertos vivientes lotófagos, villanos de serie B y conspiraciones dentro de conspiraciones dentro de conspiraciones capaces de volver del revés la cordura de cualquiera.

Como el mismo Aitor Estebowsky bien dice: “maldigo a los profetas porque aún no se ha inventado la máquina del tiempo que me permita volver atrás, al momento justo antes de decir que sí y estrecharle la mano al Lagarto, para pegarme un tiro por gilipollas”.

En Hierático, Fco. Javier Pérez (autor de Dionisia Pop! y Antifuente) pervierte y retuerce los mecanismos y lugares comunes de las antaño populares novelas “de a duro” para dar a luz a una obra que es tanto una actualización como un homenaje a éstas, un ejercicio de revisionismo como una parodia psico-sexual. Desopilante, explícita, alucinada, clásica sólo en la forma… Una Pulp Fiction no apta para todos los públicos.

* Napalm Satori. Poemario anarco-zen-futurista en que éste, vuestro servidor, desnuda sus inquietudes como nunca antes lo había hecho, y precisamente por eso una de las cosas que más miedo me da que vean la luz. Ediciones Efímeras la publicará, en digital y bajo licencia Creative Commons, durante el primer trimestre del año. Podéis leer alguna de las piezas incluídas en el libro aquí y aquí.

* Hoppalong Avalon. Otra preciosa novela gráfica, dibujada por Oriol Roca, sobre la vida, milagros y miserias del mejor cowboy de todo Marte. Ese es el guión que me ha traído loco estas últimas semanas, perdido en el mundo de brillantísimos colores que pinta Oriol mientras las horas se consumían entre reflexiones en blanco sobre negro acerca de la raíz del fanatismo religioso, a lomos de una pulga gigante y luchando contra hordas de Umpa-Longs sedientos de sangre mientras cartografiaba un Planeta Rojo que cualquier día de estos podría facilmente llegar a existir. Un infantiloide y a la vez enfermizo viaje de ácido a ninguna parte, que también verá la luz en Viaje a Bizancio en algún momento.

pag-002-a4-blog

Y, por ahora, esto es lo que puedo contar.

Seguiremos informando.