archivo

Archivo de la etiqueta: Proyectos

A un no del cataclismo. Naipes sin sus colores originales, naipes actualizados, naipes que trabajan mejor por la sensibilidad moderna repartidos en el cenit divisorio de la probabilidad y de lo que está pasando. El cataclismo/la prospección, la función simbólica del orden. Ahora mismo cuando lo que se presupone es preeminente. Porque de las alternativas a lo que rápido se revela como tópico no queda rastro. Fueron arrebatadas y hechas desaparecer, esa es la marca (inevitabilidad del sufrimiento propio y ajeno, traición vicaria, fundamento de telenovela) —verdugo de la intuición, dándole al garrote de la imaginación castrada. En la tirada de tarot que achica los giros traslúcidos de la trama, rayas mate de alar nocturno. A su luz, lo inmoral, aprensiones que el hecho consensual mantiene prístinas. Aunque una deriva siniestra exija su derecho a ser tenida en cuenta. Régimen escarcha que atraviesa, doctrina cimentada en leucemia (la médula produce glóbulos blancos anormales que se dividen para hacer copias de sí), diseño de señal, va a la caza hasta la extenuación de los esquinados que aun así no se pliegan, el bendito diseño ladrón conduce las naves hasta los escollos infinitos una y otra y otra y aún otra vez, el algoritmo —réplicas fallidas de un transportador cognitivo injertan memes no sintientes en las ranuras de la ética.

Por donde pisan no vuelve a crecer el goce, quedan sus huellas como priones latentes

el goce

río de hierro líquido aún por descubrir en el polo

sublimados desde el no-cuerpo programático que los constreñía,

los sentidos del avatar montan por toda la eternidad en escaleras mecánicas

en entornos artificiales, más y al mismo tiempo menos errantes,

gestionados por drogas que controlan la subida y la bajada, catalizados,

consumiendo y siendo consumidos por una inexorable y rica economía

de lo sensorial, tasados por el píxel

 

 

Los pantanos de poniente, desecados en el siglo XIX y que dieron paso a las huertas y las bacinas de emigrantes fabriles, el Gorg, eje de pivote hoy tomado por los coches que se enfrían en el aparcamiento del pabellón de deportes (límite de pinar guiado, pasajes de ventilación de la avenida d’Alfons XIII y la del Marqués de Mont-Roig); el metalizado de las nubes conjunta la escena, ruta de El Loco hacia La Estrella hacia La Templanza hacia El Juicio, La Torre centra el foco en el rayo que la hiende y Los Amantes optan por saltar hacia La Rueda hundida en el fango, huir del desastre yendo al deceso, aquí donde antes no se podía edificar por la amenaza de piratería —tantos frentes marítimos catalanes han sido antes denominados Ribes Roges, riveras de arena y piedra carmesí por la dedicación con la que los piratas limpiaban sus espadas en la orilla, cada incursión en el pillaje un siguiente puñado de tinte, un cuenco de linfa cobriza, sal y espuma y regreso al lodo, polvo de aluminio ahora. ¿Cómo interpretar el macrocosmos de la Topografía y la Historia del contexto en el que las cartas son barajadas de nuevo, en relación con las mismas cartas, si no a través de la fibra que conecta con la cuestión deontológica? Lluvia, agujas en las rejillas, un charco espeja tres chimeneas humeantes, el olor del yodo hace más empalagosa la humedad, la playa en invierno desde décadas atrás hace las veces de símil de la introspección que no comprende hacia dónde dirigir el espéculo —¿qué entradas cabe dilatar ya? ¿Por qué cavidad va a ser bienvenido lo que se intuye pero sigue deforme en la comisura de lo concebible?

Área limítrofe del destello rosa, comer de la simiente, negar la mayor hasta su consecuencia

en las llagas de la decisión tomada por otro

la simiente

el cultivo blando y el lugar rígido desde el que echar de menos

lo que ya no crece porque ha sido transformado en una precipitación

residual de la atemporalidad imperante y el grito atrapado en la burbuja de afinidad,

las muchas máscaras superpuestas que conforman el marco

la turbulencia de la estática, en su reflejo vale mirarse, quizá, y de ese ruido

inferir como fabulosas criaturas de leyenda urbana

aunque heridas por la pose

la hondonada

estratos, arcos de histeria en los que se comban viejos poderes

aquellos que se gangrenan bajo las tablas, en silencio, lo que no cabe

la hondonada, otra

—Antoni Montserrat, rector de Santa María, 1789:

los matriculados, por ser tantos en número, disminuyen el de los jornaleros que se necesitan para el cultivo de estas tierras, los que suplen forasteros que vienen…

y no lográndose remediar aquí la falta, se va despoblando la montaña en detrimento del estado—

 

 

Crecer desde las aristas al núcleo, porciones amontonadas, ínfimas elevaciones provocadas por lo que se escinde del bloque principal, monolítico. En los uniformes desteñidos por la claridad de la duda, madejas de nada particular, tachadas de egoísmo. La tirada en Cruz Celta —el naipe central es la parte oculta del consultante, cubierto por el naipe del reto inmediato; cuatro arcanos alrededor, en sentido horario: el de los objetivos, el del pasado/consecuencia (por sobreflotación de las urdimbres del lapso y la fase y el momento), el de las alianzas y el de la inevitable prospección (el cataclismo, a un no condicional); cuatro arcanos en columna, a la derecha del cartomante, de abajo a arriba: uno para las esperanzas y recursos, otro para los obstáculos, uno para las reticencias y otro a modo de consejo y conclusión. Se nubla el pensar fuera de y todo es marco, aun cuando al fondo centellean dos brasas siamesas como el empellón directo al sexo de la hormona gastada por el uso y la desidia. Lo subterráneo también debería comportarse en detrimento del estado.

Cómo la antisistematización se va estructurando semejante a la formación

de un esqueleto: osteoblastos que depositan regulaciones a la multiplicidad sensorial

radix et principium sensuum externorum—

osteoclastos que reabsorben hasta el asco

cañas, cieno y acetaminofenos

el esqueleto

interioridad errada en sus significaciones

según la voz del asistente, recibida por vibración craneal, no cuenta el castigo sino el entendimiento

Psique abre su caja dorada, y dentro sólo hay inmundicia

aun así, Psique está, presente, y su caja sigue siendo de oro

 

Está siendo un otoño de lo más movido, así que se impone echar el freno un segundo y armar la periódica lista de cosas que hago, cosas que dicen que hago, dónde aparezco, dónde estoy y qué se cuece. Ahí vamos.

COSAS QUE HAGO

Mutilació del Pas de Ball, con guión de Francisco Jota-Pérez y dibujos de Juan Francisco Mota, es una serie de historias cortas, en blanco y negro, autoconclusivas aunque con un nexo temático común.

Asentados en las bases teóricas de la hauntología, la new aesthetic y la teoría glitch, los relatos que conforman el proyecto pretenden ser una modernización de los tradicionales cuentos de fantasmas, llevando el género hacia la experimentación, el drama y la especulación filosófica para sacarlo de su marco habitual, proyectar ciertas preocupaciones contemporáneas y situar al lector en un juego de fantasmagorías dentro de fantasmagorías.

mutilació

  • Durante todo el mismo mes de septiembre, en entregas semanales, fue apareciendo en Láudano Magazine mi serie de artículos dedicados al ejercicio práctico del Ocultismo Noumenal con la excusa de una experiencia de juego-inmersión en la saga de videojuegos Bioshock, Siempre hay un faro, Siempre hay una ciudad y Siempre hay un hombre; ciclo al que ya dediqué una entrada AQUÍ

Realismo especulativo, transhumanismo, ontología cyborg y ontología orientada al objeto y ontología plana, teoría de la hiperstición, futurología, topografía profunda, shock por futuro, horror cósmico, conspiranoia, ciencia ficción, magia del caos, aceleracionismo, poesía y prosa experimental.

49ffc3cbfeeea865976b151798cb2bf0

Un relato de terror “slasher”, puro género, deconstruido y reformulado con la intención de convertirlo en un cuento que transmita otro tipo de terror (condicional, suspensivo y, sí, de nuevo, ocultista y noumenal).

10418421_10207964695103361_6532362836232734076_n

En una hondonada inmediata trata de mostrar el Averno como un lugar en el que la identidad y, por extensión, el lenguaje, se quiebran, se deshacen y se vuelven incognoscibles; donde los niños malos tiene sexo con ángeles que les enseñarán qué significan la obsesión y la decepción; donde todo, absolutamente todo, son juegos de dominación de suma cero.

librocirculosinfernales

Un peculiar trabajo de no-ficción, un ensayo en cómic sobre la miniserie británica “Utopía”, dibujado por Vicente Montalbá, y que es más bien un panfleto mezclando hiperstición con conspiranoia en las trincheras del Hecho y las trincheras de la Alucinación.

series3d

  • Y ya de cara al próximo mes de noviembre, coincidiendo con la edición de este año de la Hispacón, Esdrújula publicará también El Laberinto Mecánico, antología digital y gratuita (que será primero exclusiva para los inscritos al evento, y luego podrá descargarse desde la misma tienda online de la editorial y desde Lektu), a la que aporto Máquinas de Gracia (una adivinación)

Dustism, teología, New-Age, terremotos y fantasmas.

11-sigil

COSAS QUE DICEN

If in Aceldama (Origami) Francisco Jota-Pérez submerges the reader in psicogeography and boxing, in Pasaje a las dehesas de invierno (Esdrújula) he builds a psychological drama powered by urban witchcraft and “extreme” topography.

  • Y ya empiezan a brotar por ahí las primeras reseñas de Pasaje a las Dehesas de Invierno:
    • De Álex Portero, en Ángulo Muerto:
    • La novela narra, esencialmente, un viaje trascendente que pone en movimiento: género, sexualidad, magia, hipnagogia, tecnologías del yo, estados alterados de conciencia, topografía profunda, psicogeografía, amor, muerte, pérdida y expiación.

    • De Ekaitz Ortega, en C:
    • El paseo por una ciudad que se mueve entre lo gótico y la más absurda modernidad; la variable que incluye el punto de vista de la bruja, o el autor; sumada a la narración en presente, ofrecen un dinamismo que traslada al lector entre sus amplias avenidas y las esquinas más abruptas.

    • De Javier Vayá, en La Huella Digital:
    • Pasaje a las dehesas de invierno exige lectores comprometidos con la verdadera literatura, dispuestos a abrazar complejas y angustiosas oscuridades, a hundirse en el fango de la pérdida y el dolor. Pero también, por supuesto, a transgredir dogmas en esta sublime búsqueda de la transcendencia personal en una de las más hermosas e inusitadas historias de amor que recuerdo.

11903767_702984496511856_1230348170746992525_n

Ahí estamos. Por aquí vamos. Adelante.

índice_espino3

Uno como estructura de oposición e inversión. Uno como estructura de exclusión y alteridad. ¿La forma inhumana se nos presenta dispuesta para su uso, o es sólo parte de nuestro trato con ciertas herejías derivativas?

 

Dicen: “el ser humano siempre está en relación consigo mismo o con el mundo. Y esos tipos de relación se solapan: el humano sólo puede entender al humano transformándolo en un objeto con el que poder relacionarse (mediante la psicología, la sociología…), al tiempo que únicamente puede relacionarse con la esfera de los objetos transformándola en algo familiar, accesible o intuido en términos humanos (a través de la biología, la geología, la cosmología…)”

Pero lo que aquí nos interesa es el, por decirlo de algún modo, albedo de ese solapamiento, la ventana formada por la razón entre la energía incidente y la energía difundida en éste, por donde asoma la forma inhumana… La encarnación de un ocultismo noumenal: una sombra tan oscura que ni siquiera es la proyección de una duda, un contrahumanismo necesario, de combate, una reacción alérgica a la geometría del templo en crisis del ahora…

…el ciego algoritmo de la selección natural, siendo ejecutado por una inteligencia artificial que dice que…

 

índice_luna2

Sistemas en descomposición de cero diferenciación del conocimiento, irreductibles convulsiones del Uno, el vacío y el amor, que son apartados de sus escalas, de las escaleras que los conducen a las habitaciones de castigo y desintegración; la disimulada suavidad de Uno es el yermo formativo que le dicta que cada casa está encantada.

 

…¿Y si reconociésemos la inconmensurabilidad del pensamiento y el ser, la imposibilidad de que ambos interrelacionen de manera conveniente, ese espacio concreto, ese proverbial abismo de desesperanza entre uno mismo y el vasto universo, como una sustancia cósmica en sí misma, de pleno derecho, fluyendo por el canal abierto entre el pensamiento y lo real? ¿Y si en los límites del conocimiento, a los que la humanidad puede apenas acercarse de forma virtual y mediante las tácticas y operaciones de la negatividad y el horror (los grados del miedo a lo desconocido, la angustia al vacío…), fuesen de hecho una cortina de desolación por definición que sólo puede ser traspasada por inteligencias metonímicas (formas inhumanas, estructuras materiales posthumanistas…), confundidas y semiconscientes?

 

índice13

La voluntad del urbanismo.

La solidez erradicada.

El mezclarse con la multitud.

Antes del cuerpo viene la inconsistencia lingüística, la filosofía del uso temerario de la palabra como entorno sólo posible a través del vitalismo, la duplicidad de los extremos, el grito del edificio y el edificio gritado, la raíz eternamente redescubierta, un aullido que asegura la proporción de material y producto.

 

De la Ontología Cíborg al Aceleracionismo a la hiperstición; de la hiperstición al Dustism; del Dustism al Evento de Extición a la forma inhumana… Al ocultismo noumenal… cuya importancia no radica tanto en su doctrina como en la repudia consciente de las teorías unificadoras, de los intentos de comprensión total en nombre de un lapso insalvable entre la ciencia-mito y sus competencias, entre saber y la capacidad de saber.

El ocultismo noumenal no es per se un “–ismo”, sino un acto de mostrar más allá de los parámetros de la prueba formal, la no-filosofización del universo, a ninguna de sus escalas. Es una manifestación del hecho de que la humanidad, en virtud de su ser —la forma humana de interrelación dual única—, es esencialmente incapaz de navegar intelectualmente la negatividad inherente al pensamiento y al ser, incapaz de arrojar luz sobre su relación con lo real.

 

índice_semper2

y él supo que yo me iba a negar —no por capricho sino por necesidad: lo que ya no es, no puede actuar físicamente sobre lo que es, apenas en modo especular y narrativo sobre lo que fue, y tampoco era que eso se me estuviese dando demasiado bien.

 

índice_sever2

El futuro de los materiales es unificarse en el campo de lo material, desactivar la frontera secular entre lo vivo y lo inerte; piedra líquida, espuma de metal, fluido de madera, vapor de plástico…. Los antiguos elementos de composición por ensamblaje (armazón, cubierta, aislantes o pavimentos como entidades diferenciadas) podrán dar paso a nuevos artefactos en los que lo formal y lo funcional se articulen de manera indistinta, una vez hayamos cedido la palabra en telepatía sintética a las cosas

 

Dicen: “La tecnología nos permite descubrir ciertas dimensiones ocultas de la naturaleza, al tiempo que nos aleja de ésta”.

No. En realidad, lo que nos proporciona es acceso cada vez más cercano a los límites de la naturaleza y nos libera de los ritmos naturales. Así, gracias a la revelación de esas dimensiones, hoy sabemos que han sido grandes Eventos de Extinción los que han dado forma al planeta… La Tierra, uno de los Primigenios principales, el cíborg total, un compuesto de biología y tecnología que ha servido, en los últimos tres millones de años, de plataforma de lanzamiento de nuevos cíborgs… Sabemos que son las potencias cósmicas, los efectos geológicos y las mutaciones evolutivas las que han llevado al planeta al punto exacto en el que se encuentra.

Nosotros mismos, como amalgama absoluta de biología y cultura, somos el último, el más nuevo Evento de Extinción.

La forma inhumana… posthumanista, anticonvencional…

…Armada a base de prótesis de ficción.

 

índice12

en Mil Mesetas, en lo que Brassier describe como manotazos que vinieron a continuación, en los inconscientes materiales thanatrópicos, de su estómago reptamos por la trampilla a la inevitabilidad de la esquizofrenia cósmica, en sus colegas, más que la mascarada de la que se sirve La Bella, están algunos periódicos haciendo referencia a la izquierda parlamentaria, la disolución en máquinas de silicio, bacterias, rayos cósmicos, en postulaciones continuas que son la historia del universo y, tras lo impersonal, lo colectivo, lo social, lo inevitable, nos parece que esta lucha ha tenido características de autodeterminación

 

Admitir la condición de Evento de Extinción, superar el “shock por futuro”, formular nuevas ficciones, nuevas historias que nos guíen hacia el porvenir…. La actualización de lo real se da gracias a cómo nos relacionamos con la ficción, cómo invocamos al plano material algo que en principio es exclusivo de la esfera de las ideas; ¿y si, ahora que gracias a esa facultad inherente al cíborg humano que es la capacidad para el raciocinio y el análisis y el reconocimiento de patrones, hemos desvelado otra trama oculta… De la Ontología Cíborg al Aceleracionismo a la hiperstición; de la hiperstición al Dustism; del Dustism al Evento de Extición a la forma inhumana… empezásemos a ser conscientes de ella y, responsablemente, tomásemos la iniciativa y empezásemos a configurar nuestro propio paradigma? ¿Adónde podría esto llevarnos?

En Roma, cuando la ciudad era la capital de un imperio, existía un templo consagrado al Dios Desconocido, en el que dar cabida a aquellos que llegasen a la ciudad llevando consigo el culto a una deidad que no figurase en el “registro oficial”. Ahora, aquí, en un templo en crisis pero consagrado a la ficción (algo muchísimo más abstracto que un Dios), ¿qué nos impide permitirnos el lujo de afectar tanto al inmediato como al futuro con los fondos y formas de nuestras ideas, traídas de cualquier manera?

Hagámoslo, ¿por qué no?

 

índice_copro1

Vivo cambiando de localización sin motivo aparente y siendo una güija que respira en un mundo sucio de espectros y en un paisaje de relojes marcando la hora del revés y un paisaje de casas con raíces tan hondas que van a pudrirse al calor del centro mismo de la tierra y un paisaje de visillos y cortinas y lo que hay detrás de éstas. Güija que cambia de localización sin visillos y lo que hay detrás del paisaje soy yo sucio de espectros y con raíces detrás de cortinas tan hondas que vivo respirando con el reloj en una mano y la casa marcando la hora en la otra. En el centro de calor del paisaje de las manos vivo ahora al cambio de raíces como agujas en el mundo güija tras las cortinas. El motivo aparente de la aguja cambia las casas por podredumbre de visillos marcados hondo tras la localización de la tierra de los espectros raíz. Tan hondo como las manos en el mundo y la suciedad de lo que hay detrás marcando raíces en horas y hundiendo motivos en agujas con el clima por güija localizada en el paisaje del ahora. Vivo. Cambiando de localización. Sin motivo aparente.

large

 

El próximo sábado 14 de marzo, en el marco del TransHuman Fest 2015, impartiré la conferencia “Tecnogénesis, Ontología Cíborg y la Cuarta Discontinuidad”, cuyo resumen vendría a ser lo que sigue:

La idea del ser humano como ente específico y único, pensado como singularidad absoluta y diferente al resto de lo real, ha sido cuestionada históricamente por una serie de científicos y pensadores que encontraron mecanismos capaces de salvar la discontinuidad entre el Hombre y el Mundo. En la actualidad, nos hallamos sumidos en el cuarto de esos desajustes teóricos, el que aún hoy diferencia al hombre de las máquinas por él creadas.

En la presente charla repasamos las bases filosóficas del transhumanismo y el posthumanismo especulativo, haciendo hincapié en cómo el prejuicio de la cuarta discontinuidad se ha hecho extensivo también a ambas disciplinas, y presentamos una propuesta teórica para la disolución y superación de dicho conflicto a partir de una aproximación general a la ontología cíborg (metafísica del cuer­po hu­mano en con­fluen­cia con las tec­no­lo­gías que le son connaturales) y a la teoría de la tecnogénesis (la re-descripción del ser humano como híbrido tecno-orgánico perpetuamente actualizable desde el nacimiento de la especie).

Así pues, igual que hice con mi última charla, detallo hoy aquí una bibliografía con los materiales usados para la configuración del guión y las referencias, tanto a modo de introducción como para aquellos que, una vez pasado el evento, quieran profundizar en lo hablado:

 

Libros:

La Cuarta Discontinuidad. La coevolución de hombres y máquinas, Bruce Mashliz (Alianza Editorial, 1995)

Ciencia, cíborgs y mujeres. La reinvención de la naturaleza, Donna J. Haraway  (Ediciones Cátedra, 1995)

Natural Born Cyborgs: Minds, Technologies, and the Future of Human Inteligence, Andy Clark (Oxford University Press, 2004)

Ontología Cyborg. El cuerpo en la nueva sociedad tecnológica, Teresa Aguilar García (Gedisa Editorial, 2008)

Critica de la Razón Pura, Immamuel Kant (Editorial Alfaguara–Santillana, 1997)

Fanged Noumena, Nick Land (ed. Urbanomic / Sequence Press, 2011)

Cyclonopedia: Complicity with Anonymous Materials, Reza Negarestani (ed. Re.Press, 2008)

 

Artículos:

Ontología cyborg en perspectiva compleja desde la biología filosófica“, de Oscar José Fernández. En Ontogenia.cl

Una historia del pensamiento transhumanista“, de Nick Bostrom. En Argumentos de Razón Técnica nº14

A Cyborg Manifesto“, de Donna J. Haraway. En Simians, Cyborgs and Women

La ruptura de la cuarta discontinuidad. Trazos para una filosofía de la técnica y la tecnología“, de María Eugenia Esté. Ensayo ganador del Premio Federico Riu a la Investigación Filosófica 1999

Time without becoming“, de Quentin Meillassoux. Conferencia en la Universidad de Middlesex

Antesalas del Posthumanismo“, de OBSERVER. En La Industria del Placer

Posthumanismo #1: Transhumanismo“, de OBSERVER. En ¿Pero tú a esto le llamas arte?

The Coming Technological Singularity“, de Vernor Vinge. Simposio durante el VISION-21

H-: Wrestling with Transhumanism“, de Katherine Hayles. En Metanexus

 

Y esto es más o menos todo. De nuevo: a por ello.

 

Para cerrar el asunto de mi conferencia “Hiperstición: leyendas urbanas, mitos populares, publicidad y otras ficciones fronterizas”, dejo aquí el vídeo íntegro de la charla, así como una recopilación de algunas de las primeras reacciones de los que pudieron asistir.

 

http://elisabetrosello.blogspot.com.es/2014/12/larga-cronica-de-hispacon-mircon-2014-1.html?m=1

 

http://www.lacasadeel.net/2014/12/cronica-de-la-mircon-2014-sabado-6.html

 

Por mi parte, sólo dar las gracias de nuevo a los que estuvieron allí, así como a la organización del evento, por permitirme hacer, en esencia, lo que me dio la gana.

Seguimos.

the_madness_of_cthulhu_by_nicktheartisticfreak

 

El próximo sábado 6 de diciembre, en el marco de la MirCon 2014, impartiré la charla titulada “Hiperstición: leyendas urbanas, mitos populares, publicidad y otras ficciones fronterizas”, en la que pretendo ofrecer una introducción a la teoría básica del concepto y del “objeto hipersticioso”.

De momento, a modo de introducción, así como de complemento para los que asistan a la conferencia y quieran profundizar en lo que se cuente, dejo aquí una bibliografía sui generis con el material que he usado para configurar el guión, los textos de apoyo y las referencias…

Libros:

“Fanged Noumena”, Nick Land (ed. Urbanomic / Sequence Press, 2011)

“Cyclonopedia: Complicity with Anonymous Materials”, Reza Negarestani (ed. Re.Press, 2008)

“Capitalist Realism”, Mark Fisher (ed. Zero Books, 2009)

“Civilizaciones”, Felipe Fernández Armesto (ed. Taurus, 2002)

“Nihil Unbound”, Ray Brassier (ed. Palgrave macmillan, 2010)

“The Conspirancy Against the Human Race”, Thomas Ligotti (ed. Hippocampus Press, 2011)

“La Máquina de Visión”, Paul Virilio (ed. Cátedra, 1998)

“Leyendas Urbanas y Conspiraciones”, Pedro Palao Pons (ed. Libros Cúpula, 2009)

“Picnic Junto al Camino”, Arkadi y Boris Strugatski (ed. Ediciones B, 2001)

“Hacia una era Post-Mediática”, Francisco José Martínez (ed. Montesinos, 2008)

“Psicogeografía”, Merlin Coverley (ed. Carpe Noctem, 2014)

 

Artículos:

“Abstract Culture: Meltdown”, de Nick Land. En CCRU.net

“Accelerationism”, de Ray Brassier. En moskvax.wordpress.com

“Renegade Academia”, de Simon Reynolds. En virtualfutures.co.uk

“Guttenberg´s Monster: Slender Man and the Information Age”, de Cambot. En Sojours in Somnolence

“Polybius”, de Brad. En Knowyourmeme.com

“Hyperstition: an introduction; Delphi Carstens interviews Nick Land”. En merliquify.com

“Hipersticiones y Quimeras”, de Gerardo Sifuentes. En Facto!

“La Ley de Moore: uno de los pilares fundamentales de la electrónica”, de J.J. Velasco. En Think Big.

“Real Stalkers of Chernobyl Exclusion Zone”. En chornobyl.in.ua

 

Otros (Webs / Blogs / Charlas):

“Accelerationism”, de Ray Brassier (audiocomentarios al artículo original)

“Hyperstition”, de Delphi Carstens (en TED)

merliquify.com

Energy Flash

Outside In

Deracinating Effect

CCRU.net

Hyperstition

La Industria del Placer

FACTO!

“Algo muy grave va a suceder en este pueblo”, de Gabriel García Márquez (relato)

“El continuo de Gernsback”, de William Gibson (relato)

 

 

…a la que cabría añadir mis propios experimentos, realizados en este mismo blog, sobre el tema en cuestión: “Quintaesencia”, “Hiperstición”, “Re:Hiperstición” e “Hiperstición: Magna Cortica”.

Y poco más por mi parte.

A por ello.