«arrancado como hemos sido arrancados del mundo»

granum sinapsis es uno de mis últimos poemas, al que tengo especial cariño y creo especialmente relevante justo hoy, en mitad de la que quizá sea la peor época del año y en uno de los años más duros de la guerra cultural en la que nos hallamos inmersos, así que me ha parecido que simplemente tenía sentido regalarlo ahora, justo hoy, y que sea todo vuestro.

Podéis descargarlo desde aquí mismo: granum sinapsis

Cuidaos y andad alerta

.·.

Llegan imágenes de una muralla grave como agua pesada que enriquece la linde, una muralla que saja la secuencia óptima del paisaje…

·.·

El próximo día 23 de abril, de la mano de Ediciones El transbordador y su flamante colección de poesía Pequeño Laboratorio Alternativo, ve la luz mi nuevo poemario, sólidO_Celado:

Degradado Múltiple

tema de Máquina Líquida a partir de fragmentos de sólidO_Celado

Música y voz: Máquina Líquida

Vídeo: Bensalem Al-Jabri

.·.

Psique abre su caja dorada, y dentro sólo hay inmundicia

aun así, Psique está, presente, y su caja sigue siendo de oro…

·.·

sólidO_Celado es un libro en forma de artefacto híbrido en el que la poesía, la prosa y el ensayo filosófico y ocultista se confunden y suman para articular un ejercicio de topografía profunda sobre Barcelona, por el cual la ciudad es entendida como un territorio preñado de símbolos, ficciones pugnando por volverse realidad, redes de asociaciones autobiográficas con los elementos urbanos y procesos prácticamente biológicos que cristalizan a través del poeta cuando éste advierte que mediante la palabra es capaz de suspender el tiempo y amalgamar presente, pasado e hipótesis de futuro.

Sobre estos puntos de partida, el libro pretende transmitir una nueva reflexión al respecto de nuestra relación con el entorno que se inicie en lo más tangible y consensual (lo sólido: la Historia, el desarrollo urbanístico, el suceso íntimo, las rutinas vecinales, la actualidad informativa), derive hacia lo más relativo, metafísico y potencialmente transformador (lo celado: las escuelas filosóficas de vanguardia, el Realismo Especulativo, la Fenomenología de la Imago, las nuevas tendencias ocultistas, la futurología tecnológica) y sirva tanto de testimonio de una visión parcial, subjetiva y psicodélica de todo lo que confluye con la idea de la ciudad de Barcelona hoy en día, como de guía sobre esa misma visión que el lector pueda asimilar para, quizá, formular su propia hipótesis al respecto del futuro que nos aguarda en tanto habitantes de una metrópolis capaz de albergar tanto y arder a tan alta temperatura conceptual.

sólidO_Celado, que se inspira en las formas y técnicas de escritores como Birgitta Trotzig, Mircea Eliade, Juan Eduardo Cirlot, Nick Papadimitriou, Jorie Graham o Layla Martínez y artistas como Austin Osman Spare, Kenji Siratori, Daniel Pablo o Marc O’Callaghan, cierra la tetralogía dedicada a la inmersión psicogeográfica en Barcelona que se iniciase con el volumen de prosa poética Aceldama (editorial Origami, 2014) y continuase con las novelas Pasaje a las Dehesas de Invierno (Esdrújula editores, 2015) y Teratoma (Orciny Press, 2017).

.·.

El desvanecido se convence de que sus manos no son suyas, pues aunque éstas solían obedecerlo también es cierto que en ocasiones asían y apretaban y exploraban y se crispaban sin que mediase orden consciente…

·.·

.·.

Contra lo sólido, su reverso. En lo celado, todo enlace con el anverso se ha roto

Conocer al acosador de los restos. Conocer lo tardío sólo por sus modos de ocultación…

·.·

Nota al pie: desde hace cosa de un mes, se encuentra disponible en Lektu para descarga en modo pago social Arco, pequeño ciclo poético que sirve de aperitivo y acompañamiento a sólidO_Celado, seis poemas sin conexión temática pero sí formal con el poemario, erigido cada uno de ellos sobre seis puntales: la depresión en relación a la familia, la depresión en relación a la infoxicación mediática, la depresión en relación al sexo, la depresión en relación al territorio inmediato, la depresión en relación a la memoria y la depresión en relación al lenguaje.

.·.

La corrupción, el núcleo resistente, la recreación, una vez que nada puede ser reparado sino acudiendo a su mismo origen y volviendo a formularlo como si de un mito se tratase, pero en ese caldo cámbrico no sólo ésta todo roto sino que se descompone y se duplica y está alineado, engendrado por la caída, en esbozos de consciencia y esquemas…

·.·

 

Algo más de seis meses después de que Teratoma viese le luz, y antes de lo que está a punto de llegar, vale la pena (aunque solo sea en beneficio de la centralización) recopilar lo que la novela ha dado de sí ahí afuera, una vez salida de la jaula pequeñita para recorrer a paso de insecto los bordes de la jaula grande del Simulacro.

En primer lugar, algo que considero particularmente especial: en El coloquio de los perros, Alfonso García-Villalba dedica al libro un artículo que es más bien un ensayo sobre sus potencias, su legitimidad (si acaso eso existe, hoy, en relación a la palabra escrita en negro sobre blanco y en papel) y su profundidades, Regreso a la metrópolis del Simulacro (notas sobre una novela de Francisco Jota-Pérez):

Las visiones de los profetas (sus discursos) tienen mucho de mecánica irracional, lingüística del inconsciente, artefacto surreal: un mantra que alguien recita porque los dioses susurran al oído aquello que estará por venir (una simulación, un leviatán tal vez). Algo así sucedía con la Sibila de Delfos, con la de Cumas: susurros sagrados, ventriloquía divina. Igual ocurría con Ezequiel o Daniel en el Antiguo Testamento, San Juan trazando una caligrafía delirante en Patmos, Francisco Jota-Pérez abducido por una voz narrativa que interpreta el futuro como un nódulo patológico, haciendo literatura neoplásica que, en sí misma, es una célula tumoral, una célula germinativa que vive dentro del cadáver de la literatura contemporánea (una parte de ella), un núcleo resplandeciente más allá de la putrefacción ambiente.

Otro detalle que atesorar: Sabrina Rodríguez (actriz, bruja y artista digital, y copresentadora del artefacto en sociedad) aplica un proceso de databending a la versión en formato PDF del libro, traduciéndolo a sonido y obteniendo así una pieza ruidista que condensa, de algún modo, la esencia del libro y la vuelve una experiencia (aún más) sensorial; luego vuelve aplicar el mismo sistema sobre la canción para transformarla en imagen dando resultado a un paisaje visual como una especie de muralla virtual con la que contener el contexto en el que se desarrolla la novela:

 

Y hablando de la presentación, aquí tenéis el vídeo de la misma, que tuvo lugar en la ya tristemente desaparecida librería Chronos y durante cual me acompañaron la mencionada Sabrina Rodríguez y la futuróloga e investigadora de tendencias Elisabet Roselló:

 

También ha habido un puñado de reseñas, de las que me quedo con la de Ekaitz Ortega en su blog:

…es raro que seas vanguardia si no demuestras gran conocimiento de las herramientas, o no puedes ser revolucionario sin una base ideológica asentada. En Teratoma no encuentro oposición a estos requisitos.

Y la peculiar y sandunguera crítica de Lucas Albor en Libros prohibidos:

La obra consigue traspasar los límites de la racionalidad, utilizando digresiones inacabables, subordinadas tras subordinadas, o escisiones continuas de significante y significado. Por encima de todo, el elemento que se impone con mayor fuerza es el de la sucesión de imágenes, a través de las que se va dibujando un contexto futurista, violento y deshumanizado.

Para ir acabando, solo recordar que podéis añadir Teratoma a vuestra estantería de Goodreads, que el primer capítulo de la cosa aún está disponible para descarga en la página de la editorial, a modo de adelanto, y que este sábado andaremos por Madrid firmando ejemplares:

Vayan en paz…

 

Ya está en preventa (y, en cuatro proverbiales días, estará en las librerías) mi nuevo artefacto, Teratoma

 

Teratoma (del lat. cient. teratoma, y este del gr. τέρας, -ατος téras, -atos ‘monstruo’ y -oma ‘tumor’, ‘hinchazón’):
Tipo de tumor de células germinativas que puede contener varios tipos diferentes de tejidos, como pelo, músculo y hueso.
Instituto Nacional del Cáncer

Ya nada existe por sí mismo. Ahora todo es simulacro, semejanza de aquello que ha desaparecido y apenas se recuerda, abstracción, un mapa superpuesto al territorio. La Realidad ha devenido en una Virtualidad totalitaria, omnipresente, autogenerada y subordinada a la Casa de Alivio, la entidad divina diseñada tanto para cubrir las necesidades espirituales y materiales de los habitantes del mapa como para controlar sus destinos y regular sus pulsiones. Nodriza, juez y motor, la Casa de Alivio rige las ciudades de Hombre y Mujer; en cada ciudad hay una Casa y en cada Casa se encabe una ciudad.
En Barcelona, tres personajes transitan el simulacro como si de tres anomalías en el sistema se tratase: Fátima Astruc, a quien el fallecimiento de la que fuera su naturópata y confidente durante los últimos once años ha abocado a cuestionarse la conveniencia de seguir esforzándose por integrarse en la nueva normalidad de las cosas a pesar de su hipoxia, su obsesión por escribir una canción perfecta y su fobia a la Casa de Alivio; Deán Astruc, un médium psicogeográfico que, a diferencia de su hermana, puede entrar y salir de la Casa a placer y a quien la metrópolis está castigando por un aberrante delito que cometió en el pasado; y Cristina Sacanera, una mujer nacida en la Casa, luego expulsada para ejercer de santa patrona de uno de los barrios de la ciudad y que trata por todos los medios de renegar de ese rol que está a punto de destruirla.
Articulada como una adivinación, Teratoma es una novela experimental que se sirve de mecánicas inconscientes, psicodélicas, surrealistas y metatextuales para biopsiar el monstruoso y a la vez bello tumor en que el mundo se ha transformado.

 

Publicada por la magnífica editorial Orciny Press, Teratoma es, para mí (y, obvio, uno no puede ser en absoluto objetivo con estas cosas), mi obra más compleja y densa hasta la fecha, en la que he llevado al extremo mi habitual obsesión con el hecho de que el texto funcione más por asimilación que por comprensión explícita, a fin de proporcionar una experiencia de inmersión en la lectura más allá de la historia que cuenta; aquí se trata de transmitir al lector la sensación de estar recibiendo en bruto el flujo de información subconsciente y ectoplásmica que una pitonisa estuviese modulando en trance a partir de las imágenes que recibe de su bola de cristal.

Así, y como una de las posibles acepciones a su título, el libro contiene en su cápsula varios quistes formados por tipos de tejido narrativo distintos al tejido puramente ficcional que les circunda: deformaciones y juegos lingüísticos, teorías filosóficas de vanguardia, acertijos y experimentos mentales, referencias visuales y sonoras extrañas, reformulaciones metanarrativas e interferencias esotéricas, de las cuales apunto una selección a continuación:

Filosofía y experimentos de pensamiento

Realismo Especulativo: oposición a las formas dominantes de la filosofía pos-kantiana, a las “teorías del acceso”, o el “correlacionismo”, esto es, oposición a toda forma de des-absolutización del pensamiento, a toda filosofía que afirme la imposibilidad que tiene el pensamiento de acceder al en-sí de la realidad (el noúmeno). Defiende que el pensamiento es capaz del absoluto, entendiendo “pensamiento” no como algo intelectualista o cognitivista, sino en su sentido más amplio, el que reúne toda forma de subjetividad: imaginación, percepción, sensación, memoria, entendimiento, voluntad, etc, y lo absoluto, como lo no relativo al pensamiento, lo independiente al él, pero a lo que, no obstante, se puede acceder mediante el pensamiento.

El Basilisco de Roko: experimento mental que explora los riesgos potenciales de desarrollar una inteligencia artificial. Plantea que, en el futuro, una IA con acceso a recursos casi ilimitados desde una perspectiva humana pudiera decidir castigar de manera retroactiva a todos aquellos que de alguna manera no contribuyeron a su creación.

Teoría de la tensión tectónica: a raíz de la constatación de que ciertas tensiones en el interior de la corteza terrestre cerca de fallas sísmicas producen intensos campos electromagnéticos y fenómenos luminosos que han sido interpretados como brillantes objetos voladores no identificados, esta teoría propone que esos campos electromagnéticos podrían generar alucinaciones en el lóbulo temporal construidas sobre estereotipos de imágenes formados por la cultura popular, como ingenios, seres y criaturas extraterrestres o comunicaciones con los mismos.

Esquizoanálisis: teoría alternativa del psicoanálisis y, a la vez, contrapuesta a éste, que analiza e investiga los dispositivos de enunciación colectivos y/o individuales. La incidencia de las disposiciones de enunciación sobre las producciones semióticas y subjetivas en un contexto dado. La propuesta esquizoanalítica es evidenciar el pasaje de los sistemas de enunciados y estructuras subjetivas preformadas, hacia disposiciones de enunciación, que sean capaces de nuevas coordenadas de lecturas y de poner en existencia representaciones y proposiciones inéditas.

Textura:

Extracción de la piedra de la locura, El Bosco

Hojas muertas, Remedios Varo

Exploración de las fuentes del río Orinoco, Remedios Varo

El templo de la palabra, Leonora Carrington

Sin título, Luis Ángel Abad

Nueva Babilonia, Constant

Banda Sonora:

 

Teratoma es futurología, sexo, magia, filosofía, surrealismo de batalla,nihilismo posthumanista de guerrilla, política de la carne contra el simulacro y ciberpunk en la época de la hipernormalización, pero, sobre todo, es ya toda vuestra.

Trastorno del sueño durante el cual la persona dormida se levanta, camina, habla y se comporta como si estuviese despierta; los actos realizados no se recuerdan al despertar

 

Mis actos no pueden ser recordados porque no son míos —sometido al chantaje emocional de la textura y el sonido, enmudecido, perdido aquí, entre las voces, siempre la voz de lo otro, de aquellos que supuran desde la pared, que me buscan.

No hay caso en mí, solo lugar: nada que hablar.

 

 

 

Tal como el terreno conjuga de forma especulativa con el terror, espero —llegará la marcha triste a los nuevos barrios y me encontrará aquí, desnudo, manteniendo la puerta abierta.

Desaparecido: nada que hablar.

 

 

 

La carne en el hueco de lo global

que ha quedado atravesada e invalida

por cuanto espera.

En el hueco de lo global

se deslinda la mirada de la víctima por aquella calidad que no puede encajarse en lo único, en solo amor, tierno quebranto de lo que hemos sido ya en demasiadas ocasiones. En la palidez ausente de otro día que acaba embozado por la luz artificial. Dice: querido adversario, híncate en todo lo que sea vulnerable.

La mirada de la víctima, los enormes canales heridos de algo que no es información, que no narra, la gente entre jirones de ropa salpicada de piel espera que no sea sangre lo que mancha las losas rojas y azules y amarillas y blancas y negras del escudo en el suelo, rendido; en el suelo están ellos también, como un puño que agarra el mango de un martillo prestado.

De tal modo, la mirada del otro,

la mirada

a través del hueco en lo global.

La mirada de la víctima, desde la lejanía, comprueba y prejuzga, se posa, se emborrona, no miente, duda, pero aún no protesta ni acusa. Contrario a la agresión, que se siente tan calculada, el rito. Al cabo del paseo está la fuerza imparable. La rutina (solo es jueves) bosteza en grises y por ahí se cuela el desamparo. A escala familiar, los diarios y las palomas y los helados y los achicharrados, estridulación de mentira piadosa y, ahora, nada en orden.

Demasiado brillo, roto, brillo reflejo en el asfalto húmedo solo superficialmente, bajo las ruedas, lo que brilla, es feo y está muerto, brillo reflejo en aluminio y acero y hormigón que no están destinados a hacer crecer, no expanden, brillo sobre rodillas y codos raspados y tobillos torcidos y el beso de la acera, el brillo de cualquier agosto filtrado por un horizonte así de sucio.

Brillo de primera hora de la tarde, latente, encendido y que hace insoportable el calor del motor bajo el capó que embiste, y brilla roto, donde los taconeos rítmicos de las floristas fueron sustituidos por el gasto ponderado (las escasas sombras en Las Ramblas, quietas y sin eco, ensordecidas por el brillo)

La víctima, lo opaco, es un hecho: nada que hablar

grande en el límite que separa”

pérdida de estampa, la excusa (eso parece), el relleno (eso parece)

su cabeza podrida y su relato maligno”

y sí, supuesta, desnuda por completo, en este preciso instante anterior a que se institucionalice el dolor general, supuesta, en fin

antigua de sangre”

En el hueco de lo global

se deslinda la mirada de la víctima por aquella calidad que no puede encajarse en lo único, en solo amor, tierno quebranto de lo que hemos sido ya en demasiadas ocasiones. En la palidez ausente de otro día que acaba embozado por la luz artificial. Dice: querido adversario, híncate en todo lo que sea vulnerable.

Saqueado el cuerpo e ignota su telegenia, queda la opinión sobresaliendo del pellejo. Queda un mirar laberíntico y cerrado. Ciego por el signo y en un paraje singular y paradójico que se estrecha hasta, al no haber más víctima, olvidar incluso que esta una vez posó su amplísimo campo en nosotros y no tiene por qué no volver a hacerlo.

Publicaciones, presentaciones, charlas, premios… Los últimos meses han sido muy activos, por lo que es buen momento ahora de dejar aquí el recurrente post de recopilación y marca en el camino como una idea de dónde estoy y en qué dirección voy. A ello:

COSAS QUE HAGO


  • Recientemente han visto la luz, además del artefacto-conjuro Luz simiente, dos relatos ciertamente importantes para mí, ya que tengo la sensación de que sientan las bases de lo que pretendo hacer a medio plazo, exponen más de lo que había sido capaz de exponer hasta ahora los temas y las formas y los dejes de los que estoy rodeado y con los que estoy operando, y han emanado de forma preciosa desde el extraño estado mental alterado en el que me sumí en algún punto a finales del año pasado después de que éste, de algún modo, dejase preñada a mi manera de escribir:

Un altar — publicado como regalo de bienvenida y declaración de intenciones para los suscriptores del Inner Circle de Orciny Press, es una pieza de horror cósmico trenzado con metafísica y política nihilistas que juega a la poética de la degradación y la intrascendencia de lo social y lo íntimo.

Extractos de una última instantánea — publicado en el número 7 de la revista SuperSonic, es una fantasmagoría fragmentaria y psicodélica que explora las calidades hauntológicas del cáncer, la soledad, la filosofía normativista, la hipernormalización y lo performativo.

 

 

  • Hace aproximadamente un mes, con la excusa del día dedicado a la editorial GasMask en la librería Gigamesh, impartí una larga y fructífera charla sobre teoría de la Hiperstición y el resto de temas alrededor de los que se arma Homo Tenuis:

 

 

COSAS QUE DICEN


 

 

 

Por supuesto, hay más cosas, más noticias, infinitos detalles ínfimos que quedan ahogados de inmediatez entre lo dicho, lo hecho a medias, lo hecho por completo y lo desechado, las redes sociales y los instrumentos del ahora mismo acelerado, pero aquello es el territorio sensible de los días y esto sólo pretende ser un mapa; y como tal, así queda. Seguimos.